Región

En Castilla La Mancha la sufren alrededor de 22.300 mujeres

¿Cómo afecta el glaucoma a las mujeres?

Se trata de una enfermedad oftalmológica que no tiene cura

La Comarca

11/03/2019

(Última actualización: 15/03/2019 14:21)

Imprimir

La Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) solicita más investigaciones sobre cómo influyen los distintos cambios hormonales que se producen a lo largo de la vida de una mujer (pubertad, embarazo, menopausia, etc.) en esta patología ocular.

Este 12 de marzo se celebra el Día Mundial del Glaucoma, un grupo de enfermedades que provocan una degeneración del nervio óptico y que, en Castilla La Mancha, lo padecen aproximadamente más de 44.800 personas aunque unas 22.400 de ellas no lo saben. La pérdida progresiva de la visión es su síntoma principal pero, en el caso de la mujer, puede verse influenciado por los distintos cambios hormonales que se producen a lo largo de su vida (pubertad, menstruación, embarazo, lactancia, menopausia, etc.). Por este motivo, la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) advierte sobre la falta de investigaciones y estudios en profundidad centrados en el Glaucoma en la mujer. En la actualidad, se calcula que aproximadamente 22.351 mujeres de Castilla La Mancha padecen esta patología ocular.

“Las mujeres con Glaucoma tienen que hacer frente a muchísimas dudas sobre cómo actuar en casos como el embarazo, el parto, la anticoncepción, la menopausia, etc. Normalmente se suelen afrontar estos procesos siguiendo el sentido común, tanto por parte del paciente como de los médicos, pero es una problemática aún desconocida y de la cual aún no sabemos su verdadero alcance”, señala Delfina Balonga, presidenta de AGAF.

Por ello, desde la Asociación de Pacientes se solicita que se divulguen y se expliquen los conocimientos obtenidos en las escasas investigaciones que se realizan sobre este aspecto con el fin de tener una norma científica y concreta de actuación en cada caso y en cada fase de la vida de la mujer.

El Glaucoma se caracteriza por una pérdida de la visión periférica (como si miráramos a través de un túnel) y, en ocasiones, también central debido al daño progresivo que se produce en el nervio óptico. En los primero estadios, el cerebro compensa el déficit de visión por lo que es casi imposible que el paciente note la pérdida de capacidad visual. Esta situación asintomática provoca que, aunque en España se calcula que existe alrededor de un millón de personas con Glaucoma, aproximadamente la mitad de ellos (cerca de 516.000 españoles), no saben que lo padecen.

En la actualidad no se conoce cura para el Glaucoma pero una detección temprana es clave para enlentecer el daño que provoca. Por este motivo, la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares, así como los pacientes y familiares de la Asociación, señalan la importancia de realizarse una exploración oftalmológica una vez al año, sobre todo a partir de los 45 años, para detectar este problema ocular tan frecuente. En ningún caso el paciente recupera la visión perdida, pero un diagnóstico precoz evita daños adicionales y puede frenar su desarrollo y, de esta forma, no perder la visión total.

Una vez realizado el diagnóstico es fundamental realizar revisiones pertinentes y periódicas, además de seguir todas las indicaciones de los médicos oftalmólogos para poder gestionar de la mejor forma posible esta patología ocular. Los tratamientos que se utilizan en esta enfermedad van desde la aplicación de colirios hasta la intervención quirúrgica.

La Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF) se encarga de velar por los derechos de las personas diagnosticadas de esta enfermedad, además de informar y orientar a los pacientes recién diagnosticados. Todos juntos forman una red de apoyo que tiene como objetivo que las personas con deficiencias visuales no se sientan solas o aisladas de la sociedad.

Sobre la Asociación de Glaucoma para Afectados y Familiares (AGAF)

Es una asociación de ámbito nacional para el apoyo a afectados de Glaucoma y familiares, cuya sede central se encuentra en Alcalá de Henares (Madrid). Como asociación de pacientes, AGAF vela por los intereses y necesidades de los afectados por esta enfermedad y sus familias, pero también realiza una gran labor informativa y de divulgación, media en el diálogo entre médicos y afectados y apoya la investigación.