Puertollano

Presenta un manifiesto respecto a la sustitución de medicamentos biológicos originales por biosimilares

Puertollano: La AEACR arropa a CEADE en la lectura del manifiesto sobre biosimilares

CEADE reclama que se evite la sustitución automática de tratamientos biológicos originales por biosimilares

A través de este Manifiesto, CEADE trata de garantizar y mejorar el conocimiento, la asistencia y el manejo de los pacientes que sufren algunas de las patologías englobadas bajo esta denominación

La llegada de los fármacos biosimilares ha generado un debate economicista, que deja muy de lado al paciente

La Comarca

18/02/2019

(Última actualización: 18/02/2019 21:26)

Imprimir

Los medicamentos biológicos han supuesto un gran avance en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias inmunomediadas, a las que pertenece la Espondilitis Anquilosante (SpA), cambiando la vida de millones de personas.

Por su parte, los medicamentos biosimilares han sido autorizados por las agencias del medicamento europea y española por demostrar igualdad de eficacia (no idéntica) al producto original. Sin embargo, con la llegada de estos fármacos ha irrumpido un debate muy centrado en una dimensión económica, pero que debería ser mucho más ético y social, ya que en muchas ocasiones deja de lado al paciente y a todo lo que éste puede perder.

Desde la Coordinadora Española de Asociaciones de Espondiloartritis (CEADE) están observando cómo en algunos hospitales de España se están realizando cambios automáticos a los pacientes con tratamientos biológicos por biosimilares, sin informar al paciente ni tener su consenso y en muchos casos sin que su propio médico conozca ese cambio.

Por este motivo, CEADE presenta un manifiesto bajo el título “Posicionamiento de CEADE respecto a la sustitución de medicamentos biológicos originales por biosimilares”, que se incluye en la noticia, y ha sido arropado por la Asociación de Espondilitis Anquilosante de Ciudad Real con sede en Puertollano, que asistió a la lectura del manifiesto sobre biosimilares en la sede de la SER (Sociedad Española de Reumatología) en Madrid, el pasado 13 de febrero. En él expresan las que creen que deben ser las directrices en las que se debe basar esta acción, tanto desde el punto de vista de los clínicos y los pacientes, como del Sistema Sanitario en general.

En este documento se tratan aspectos tan relevantes como el marco legal, la equidad, la seguridad clínica o los derechos del paciente.

Un medicamento biosimilar, o medicamento biológico similar, es un fármaco biológico que ha demostrado biosimilitud en calidad, eficacia y seguridad a un biológico original, también conocido como producto de referencia. Sin embargo, no es idéntico, ya que el proceso de producción de estos fármacos es muy complejo y además se realiza a partir de organismos vivos.

En palabras de Pablo Pérez, vicepresidente de CEADE, “nuestro objetivo con el lanzamiento de este manifiesto es claro: velar por el cumplimiento de los derechos de los pacientes. Debe ser respetado el consenso entre el médico especialista y el paciente, por encima de posibles motivos económicos que impongan el cambio de tratamientos biológicos. Debe primar siempre el criterio clínico por encima del económico”.

En este sentido, Pablo Pérez añade que “también queremos dejar claro que el único responsable de la prescripción del tratamiento es el médico especialista. En este aspecto, estamos viendo cómo hay casos en los que no se ha respetado esa prescripción y desde Farmacia Hospitalaria se ha realizado un cambio sin tener en cuenta al paciente ni su caso en particular, provocando confusión e inseguridad en éste”.

Nuevos fármacos, nueva gestión

CEADE, a través de su manifiesto, considera que “el especialista debe ser quien informe al paciente para que éste pueda dar su consentimiento a dicho cambio, tras evaluar los riesgos que pueda tener en su salud. Que sea otro profesional, como el responsable de Farmacia Hospitalaria es, como mínimo de dudosa legalidad, debilita la posición del paciente y su relación con el especialista, generando desconfianza con el sistema”.

Con respecto a la gestión de estos nuevos fármacos, Pérez reclama a la Administración “que la implantación de los biosimilares se realice de acuerdo a nuestro manifiesto, que no dice otra cosa que lo que respalda la ley, que prime el criterio clínico y el consenso entre médico y paciente, que se respete la no sustitución de los medicamentos biológicos y que en ningún caso sea una persona ajena a nuestro médico la que decida realizar una sustitución”.