Puertollano

Ha caído frente al Legabasket 56-55

El BSR Puertollano deja escapar la victoria en los minutos finales

Ficha técnica

Legabasket: Calvo (4); Barea (2); Curri (20); Juanky (13); Albalat (0); Yeray (0); Sindy (0); Pereira (0); Tente (5); Serrano (6); Merino (6); Pablo González (0). Sin eliminados

BSR Puertollano: Molina, V.(6); Sendarrubias, AP.(6); Aceituno, F.(8); Ramírez, G.(0); Sánchez, M.(17); Mora (0) ; Romero, R.(1); Raya, J.(8); Ramos, A.(4); Delgado, VM.(4); Francisco, JL.(0). Sin eliminados

Árbitros: A. Pinilla y S. Escudero

La Comarca

20/01/2019

(Última actualización: 20/01/2019 21:55)

Imprimir

El BSR Puertollano ha caído 56-55 contra el Legabasket en un partido que se antojaba clave de cara al devenir de la temporada, y es que de haber obtenido la victoria los mineros se habrían colocado en una situación privilegiada en la clasificación. Los puertollanenses, no obstante, sabían que se enfrentaban a un gran rival que con la incorporación de José Carlos González Ferrán, Curri, ha dado un salto cualitativo sobre todo en la faceta anotadora. Lo que no sabían los visitantes es que deberían lidiar también con diversas decisiones arbitrales dudosas.

A los jugadores del BSR Puertollano les cuesta arrancar en los primeros compases de los partidos. Es como si les pesase la responsabilidad, pecando de falta de concentración y de precipitación en el tiro y mostrando una ansiedad que se convierte en su mayor enemigo. Y aunque lo saben, una y otra vez cometen los mismos errores. Igualmente hay que destacar el gran partido en defensa que realizó el equipo local, aprovechando que jugaba en casa. Dicha intensidad y el pésimo porcentaje de acierto del equipo minero provocaron que el equipo madrileño lograse ventaja en el marcador en el primer cuarto de partido: Legabasket 16 – BSR Puertollano 11.

Tras las indicaciones del entrenador, Valentín Bastante y la incorporación al juego Antonio Ramos, Pato y Reyes Romero, el conjunto minero comenzó a carburar y aunque las canastas se sucedían en ambas zonas del campo, ya no era el Legabasket el que dominaba el juego, cometiendo errores y precipitándose en sus acciones. Final del segundo cuarto: Legabasket 31 – BSR Puertollano 27.

Después del descanso, y tal y como indicaba el final del segundo cuarto, el BSR Puertollano fue de menos a más. El Legabasket ya no salía con tanta claridad en ataque y le costaba mucho más trabajo sobrepasar la defensa manchega. Sus jugadores referencia en ataque, como Juanky García, Vicente Sánchez y Curri, ya no tenían esa claridad anotadora, encestando solamente ocho puntos en este cuarto. Así pues, los visitantes dieron la vuelta al marcador: 39 Legabasket – 40 Puertollano.

Último cuarto y todo por decidir. El Legabasket lo tenía claro, iba por debajo en el marcador y el BSR Puertollano mantenía una dinámica positiva, por lo que si los madrileños querían ganar este partido debían utilizar una presión a lo largo de todo el campo al hombre que en la mayoría de las ocasiones rozaba la legalidad, de ahí que su mejor hombre, Curri, llegase a la cuarta falta personal siendo sentado en el banquillo por el técnico local.

Los de Puertollano aprovecharon esta situación para irse cinco puntos arriba en el marcador, por lo que los madrileños pidieron un tiempo muerto con el objetivo de cortar la buena racha del equipo minero y alentar a sus jugadores. Tras este parón, y teniendo el Legabasket todo perdido, saltó Curri una vez más a la pista y ahí es cuando llegó la jugada clave del partido. Con los de Leganés volcados sobre la zona del equipo manchego y tras perdida del balón de los madrileños, se produjo una situación clara de contragolpe llevada a cabo por Ángel Pablo Sendarrubias, que al intentar controlar el pase de uno de sus compañeros fue claramente derribado por Curri, en la que hubiera sido una falta personal intencionada y quinta falta personal del jugador y por lo tanto descalifícante. El árbitro, no obstante, hizo caso omiso de esta incidencia y dejó seguir el juego dando vida a un Legabasket que de tener el partido perdido pasó a imponerse al Puertollano por un punto de diferencia.

Tras este resultado, la expedición manchega volvió a casa con un sabor agridulce y sensación de impotencia ya que se trata del segundo partido en el que son claramente perjudicados por decisiones arbitrales. El BSR Puertollano dispondrá ahora de toda la semana por delante para sobreponerse a esta derrota y para preparar su siguiente partido ante un gran rival como es el CAI Deporte Adaptado Zaragoza.