Nacional

Cuenta con una capacidad instalada de 91 megavatios renovables con biomasa

La producción de energía renovable de Ence en Huelva en 2018 supuso un ahorro de más de 42.200 toneladas de petróleo

Cerca del 80% del suministro de la planta onubense era biomasa procedente de podas y jardines de ayuntamientos, así como de actividades agrícolas del entorno, que hubieran sido quemadas sin posibilidad de valorización y con alto impacto ambiental

La Comarca

18/01/2019

(Última actualización: 20/01/2019 15:56)

Imprimir

El Complejo Energético de Ence en Huelva, con una capacidad instalada de 91 MW renovables con biomasa, generó 491.100 MWh de electricidad en 2018, lo que supone una energía suficiente para abastecer las necesidades de más de 91.000 personas (según el consumo eléctrico per cápita nacional), y un ahorro de más de 42.200 toneladas equivalentes de petróleo.

Del total de biomasa valorizada en las instalaciones onubenses, cerca del 80% procedió de las podas de parques y jardines de los ayuntamientos del entorno, así como de actividades agrícolas de viñedos, olivares y frutales, mayoritariamente. De otro modo, esta biomasa hubiera sido quemada en su mayor parte en el mismo campo, desaprovechándose su capacidad energética, además de suponer un alto impacto medioambiental.

El suministro restante de biomasa de las plantas energéticas onubenses de Ence era biomasa excedentaria de actividades forestales como la entresaca de pinos, la limpieza de montes, el aprovechamiento de leñas y restos de aserraderos, fundamentalmente. Hay que destacar que la recogida de biomasa forestal contribuye a una drástica reducción del riesgo de incendios.

Para Ence, estos datos son la constatación de las ventajas sociales, ambientales y económicas de la generación eléctrica con biomasa. Es imprescindible impulsar las energías renovables en nuestro país, en el que Andalucía tiene un destacado potencial dada la elevada biomasa excedentaria de actividades tan importantes en la comunidad como la agricultura.

Los objetivos europeos en cuanto a la energía son claros. Es necesario reducir la dependencia de las fuentes de energía no renovables emisoras de gases de efecto invernadero, como el carbón o el petróleo, a la vez que se garantiza un suministro energético a la población seguro. Para ello, se debe impulsar la biomasa de alta eficiencia y baja emisión como la de Ence, que al no depender del sol, aire o agua, da un respaldo firme y estable a otras renovables como la eólica y la fotovoltaica. Además, la generación con biomasa crea cerca de 28 empleos directos, indirectos e inducidos por MW instalado, según el último estudio de APPA Biomasa, con lo que se sitúa como la alternativa energética que más puestos de trabajo genera.

La apuesta de Ence en Huelva sigue cumpliendo plazos

La nueva planta que Ence está construyendo en su complejo energético de Huelva sigue avanzando conforme a lo previsto. Podrá producir una cifra estimada superior a los 260.000 MWh de electricidad al año, supondrá una inversión superior a los 90 millones de € y tiene previsto entrar en operación a finales de este mismo año.