Opinión

Cartas al director

Después de todo solo vale una sanción

José Coleto

17/01/2019

(Última actualización: 17/01/2019 23:11)

Imprimir

Señor director,

Me dirijo a usted para que todos sus lectores sepan de mi propio puño y letra, o en este caso, de mi teclado y ordenador, las mil y una pegas, zancadillas y acoso que he sufrido durante el corto periodo de tiempo en el cual regenté un negocio de hostelería.

En dicho periodo de tiempo desarrollé mi actividad empresarial con ilusión y ganas, aunque todo ello se convirtió después en una clara persecución del Ayuntamiento de Puertollano hacia mi persona, con todos los medios de los que disponía nuestro Consistorio.

Yo pensaba que esos medios se utilizaban para mejorar la vida de los ciudadanos, de todos y no solo de sus amigos o red clientelar.

Pues bien: después de 17 denuncias de todo tipo, como por tener una televisión en la calle en un día en el que todo el mundo la tenía por un partido importante y en el que quedó demostrado que solo se denunció a mi local; después de denuncias por cerrar una terraza, máxima cuando muchas de nuestra ciudad habían sido cerradas antes sin ningún tipo de sanción; después de innumerables solicitudes de permisos para realizar eventos a las que nunca contestaron; después de una denuncia por exceso de horario de cierre en un día tan señalado como Nochevieja en el que según las ordenanzas municipales no existe hora de cierre para ningún local de hostelería; y después de innumerables multas por exceso de ruidos con los aparatos y protocolos sin cumplir por parte de los agentes. Después de esta persecución he ganado todas mis sentencias.

Ahora solo tengo que pagar una triste multa, y digo triste porque usaron artimañas y engaños al juez, como bien reconoció el agente en cuestión, ya que el sonómetro contaba con homologación caducada. Tristemente este es el fin de la persecución, que se salda con casi tres años de mi vida en defensa de lo que yo sabía que estaba siendo sometido a una persecución, como así secundaron los jueves de una forma u otra como se demuestra en la última anulación que adjunto.

El Ayuntamiento bien podría utilizar los recursos, que son de todos, para otros menesteres, como por ejemplo para dotar a nuestra Policía Local de las herramientas necesarias para el correcto desempeño de su trabajo.

¿Y qué han conseguido?

Demostrar su desprecio total al cumplimiento de las normas y leyes que con tanta saña me aplicaban a mí y derrochar los recursos públicos, además de indignar a un ciudadano como yo, que ha iniciado una demanda contra el Ayuntamiento por acoso. Han conseguido que toda mi familia y yo reneguemos de una ciudad en la que hemos vivido durante un montón de años y nos marchemos fuera. Cada vez somos menos.

Son ustedes unos mediocres gestores y soy muy generoso con el calificativo.

Solo espero que la señora alcaldesa se lleve consigo a todos los que la han acompañado en esta legislatura y dejen paso a otros, porque son igual de malos que la cabeza de cartel.

Un saludo peña.

José Coleto