Nacional

Informe sobre Vivienda y Pobreza Energética

Más de la mitad de las personas atendidas por Cruz Roja tiene que elegir entre comer adecuadamente o calentar su hogar

El 56% afirma que los problemas de vivienda y la pobreza energética tienen consecuencias en su salud, como enfermedades respiratorias, reumatismo o artrosis

La Comarca

17/01/2019

(Última actualización: 17/01/2019 23:11)

Imprimir

Cruz Roja ha presentado las principales conclusiones del Boletín nº 17 sobre la Vulnerabilidad Social, denominado ‘La Vulnerabilidad asociada al ámbito de la vivienda y pobreza energética en la población atendida por Cruz Roja’. El estudio analiza de forma pormenorizada las problemáticas relacionadas con el hábitat, la vivienda y la pobreza energética que afectan a las personas atendidas por la Organización en ámbitos urbanos y rurales, así como su situación socioeconómica, de salud y su nivel de riesgo de pobreza y exclusión social.

Entre las principales conclusiones del infome se desprenden datos preocupantes sobre la situación de las personas atendidas por Cruz Roja: el 83,3% está en riesgo de pobreza y exclusión social, más del 65% son mujeres, en cerca de la mitad de los hogares viven niños y niñas y hay una importante presencia de familias mono-marentales y/o numerosas, personas mayores y/o con discapacidad.

En las conclusiones del boletín se identifican las principales consecuencias que la pobreza energética tiene en los hogares más vulnerables, ya que más de a mitad de las familias atendidas por Cruz Roja se ven obligadas a elegir entre pagar gastos básicos, como llevar una alimentación adecuada o calentar sus hogares: el 77% de las personas afirma que tiene dificultades para llegar a fin de mes, para el 65% los gastos de la vivienda suponen ‘una carga pesada’ y el 37% afirma que ‘pasa frio en su hogar’ durante el invierno.

Además, el 56% de las personas atendidas por Cruz Roja afirma que los problemas de vivienda y la pobreza energética tienen consecuencias en su salud, como enfermedades respiratorias, reumatismo o artrosis. El 35% no invita a nadie a su casa por este motivo y para más del 28% afecta al rendimiento escolar y la asistencia al colegio de sus hijos e hijas.

La investigación también analiza el grado de uso y de conocimiento de los recursos y tarifas que existen para personas vulnerables: el 19% utiliza el bono social y el 54% dice no conocerlo, y con respecto a la tarifa regulada PVPC, sólo la utiliza un 3,5% y el 90% dice desconocerla.

Esta investigación está financiada a través de la subvención del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que gestiona el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, gracias a las personas que marcan la casilla de la “X Solidaria” en su declaración de la renta.

La respuesta de Cruz Roja ante los problemas de vivienda y la pobreza energética de colectivos vulnerables

Cruz Roja Española atendió en 2017 a más de 10 millones de personas a nivel nacional e internacional, cerca de 6 millones en España. De ellas, más de 1.700.000 personas son atendidas desde los proyectos de intervención social. Más de 470.000 se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad.

Por su parte, Cruz Roja Española desarrolla diferentes respuestas para atender las necesidades más urgentes de las personas afectadas por problemas de vivienda y la pobreza energética. En primer lugar, desde el proyecto de Atención integral a personas sin hogar, que permitió atender en 2017 a más de 26.000 personas sin hogar a través de diferentes dispositivos y recursos asistenciales en todo el territorio.

Por su parte, desde el proyecto de Prevención de la exclusión residencial en 2017, Cruz Roja proporcionó ayudas económicas a más de 25.000 personas vulnerables (más de 5.900 hogares), mediante la entrega de más de 8.000 prestaciones para el pago del alquiler por valor de más de 2 millones de euros, con un promedio de ayuda de 379€.

Además, Cruz Roja responde a otras situaciones de emergencia de los hogares con más dificultades para evitar el corte de suministros básicos del hogar como luz, gas o agua para lo que entregó en 2017 cerca de 34.000 ayudas económicas a más de 19.000 personas vulnerables para el pago de suministros por valor de más de tres millones de euros.