Puertollano

Así lo ha confirmado la familia Díaz a La Comarca

La alfombra floral de la Virgen de Gracia podría regresar este año a la calle Aduana de Puertollano

La nueva junta directiva de la Cofradía de Caballeros de la Virgen de Gracia ya se encuentra en conversaciones con Antonio Díaz para que esta tradición desaparecida en 2014 se extienda en el tiempo

La Comarca

15/01/2019

(Última actualización: 15/01/2019 22:32)

Imprimir

La elección de la nueva junta directiva de la Cofradía de Caballeros de la Virgen de Gracia, al frente de la que ahora se encuentra José Antonio Ruíz como presidente, podría venir con novedades que seguramente alegrarán a más de un puertollanense. Y es que la tradicional alfombra que honraba el paso de la Virgen de Gracia cada 8 de septiembre en la calle Aduana podría ser una realidad de nuevo este año 2019. Un gran manto que se ha extendido en esta céntrica vía durante 24 años y que en el 2014 dejó de colocarse, causando, entre otros sentimientos, gran decepción a buena parte de la ciudadanía.

Antonio Díaz, como representante de la familia que, junto a la de Simancas, siempre se encargó de mantener esta tradición de gran arraigo en la ciudad, ha asegurado en declaraciones a La Comarca que la renovada Cofradía ya se encuentra manteniendo conversaciones con la familia, y en este caso ha mostrado su predisposición desde el mismo momento de su elección el pasado domingo para que regrese este manto floral al paso de la procesión de la Patrona de Puertollano.

De esta manera, Díaz ha confirmado que la familia está dispuesta a volver a extender la alfombra e incluso este año las posibilidades de que así sea son muy altas, a pesar de que no se puede corroborar al cien por cien por el momento. No obstante, han aclarado que la alfombra “no ha dejado de hacerse”, más bien “se pasó a colocar el día del Corpus”.

Finalmente, Antonio Díaz desea que la alfombra regrese a su día original, y que en esta ocasión su interés principal es el de institucionalizar este acto que atrae a muchos ciudadanos y visitantes, y que la tradición “no dure solo 24 años, sino muchísimos años más en el tiempo”.