Región

Incluidas las líneas en peor estado de Extremadura o Castilla-La Mancha

El Gobierno central rechaza facilitar a IU datos sobre su plan de inversiones en el ferrocarril convencional

"Tarda más de cinco meses en responder una iniciativa parlamentaria registrada en julio por la diputada Eva García Sempere y se limita a presumir de las inversiones que recoge la Planificación Plurianual de ADIF AV solo para las Líneas de Alta Velocidad (LAV) MadridExtremadura y Madrid-Levante"

La Comarca

10/01/2019

(Última actualización: 11/01/2019 20:13)

Imprimir

El Gobierno central ha rechazado responder a Izquierda Unida sobre sus planes de inversión en el ferrocarril convencional para el presente año, igual que hizo en 2018, en ninguna línea concreta, incluidas las que se encuentran en peor situación, entre ellas las situadas en Extremadura y CastillaLa Mancha. En una respuesta parlamentaria registrada por la diputada Eva García Sempere en julio y a la que ha tardado en responder más de cinco meses, el Ejecutivo se limita a incluir un cuadro resumen con la Planificación Plurianual de ADIF AV de inversiones en las Líneas de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Extremadura y Madrid-Levante.

El Gobierno de Pedro Sánchez demuestra una impresentable falta de respeto hacia el trabajo parlamentario de la diputada de IU. Entre otras cuestiones concretas, ésta le preguntaba en su iniciativa si “¿piensa reconsiderar las políticas de inversión en ferrocarril de los próximos años?” o si “¿considera que seguir potenciando el AVE frente al tren normal de cercanías y media distancia es compatible con los objetivos asumidos como país para combatir el cambio climático?”.

Para realizar de forma más adecuada su labor parlamentaria, García Sempere interrogó también directamente al Ejecutivo socialista sobre “¿cuánto piensa invertir en las líneas Madrid-Extremadura y Madrid-Valencia?” o si “¿comparte lo reflejado en el último informe de la Unión Europea sobre el derroche de las inversiones en AVE?”.

El Gobierno zanja estos y otros temas con la simple frase de que ‘los PGE 2018 apuestan por un aumento en la inversión en la Red Convencional y, en especial, en los Planes de Cercanías’. Ni un solo dato más en este sentido.

Los responsables del Ejecutivo de Sánchez prefieren presumir de las inversiones para las Líneas de Alta Velocidad (LAV) Madrid-Extremadura y Madrid-Levante. Aseguran, según recoge el citado cuadro resumen con la Planificación Plurianual de ADIF AV, que para la Línea Madrid-Extremadura estaba previsto invertir casi 273 millones de euros en 2018, 312 en 2019, 425 en 2020, 335 en 2021 y 993 millones los siguientes años.

El plan de inversiones en la Línea Madrid-Levante de AVE según la misma fuente es de 8 millones en el ya finalizado 2018 y de 5 millones para el presente 2019.

Eva García Sempere incluyó también en su batería de preguntas que el Gobierno ha decidido sin responder si “¿piensa abrir una línea de diálogo con las diversas plataformas en defensa del tren que existen en casi todas las comunidades autónomas para diseñar un plan estratégico de inversiones que camine en la línea de reforzar en general el transporte público ferroviario de viajeros y mercancías?”.

Izquierda Unida destacaba también en la iniciativa parlamentaria que Castilla-La Mancha es uno de los territorios “que tiene más kilómetros de AVE pero, a su vez, ha sufrido un mayor abandono de su red convencional con el cierre de estaciones al servicio público”.

Señala que un nuevo informe de la Unión Europea “alerta sobre el derroche que ha supuesto la multimillonaria inversión en un fracasado modelo de AVE, que ha dejado varias huellas en forma de deuda pública, desconexión de territorios y degradación del servicio público en general”.

Castilla-La Mancha cuenta con líneas con alta siniestralidad por los pasos a nivel sin barrera: accidentes mortales en Fontanar el 27 de mayo de 2015, en Almagro el 14 de agosto de 2017 y el 16 de noviembre del mismo año, y entre Alberche y Calera y Chozas el 24 de abril de 2018. Sufre el mal estado en sus infraestructuras, como en la zona de Torrijos (Toledo) con la caída del falso de techo de su estación que hirió al factor el 27 de marzo de 2018.

Destaca también el enorme e impresentable número de averías en la línea Madrid-Extremadura o en el tren de media distancia 17907 que conecta Huelva y Madrid, que el pasado mes de junio salió ardiendo, así como problemas con la extensión del servicio de Cercanías, que es el más demandado.