Puertollano

Siento y vivo Puertollano: 4 de Diciembre dia para recordar a los Mineros

En el Pozo Calvo Sotelo de Puertollano

Entre 1953 y 1958 en el pozo Calvo Sotelo de Puertollano veintitrés mineros murieron en dos fatales accidentes, veintitrés vidas, un precio demasiado alto que se cobró el hambre. Este poema es un homenaje a ellos y a todos los que dejaron la vida o los años en la mina.

Un poema publicado por el gran Ramón Merino el 17 de noviembre de 2013 que hoy recuerda en Facebook Julián Muñoz y que nuestro digital recupera en homenaje a nuestro gran poeta y, por supuesto, a los mineros en el día de Santa Bárbara

Ramón Merino

04/12/2018

(Última actualización: 04/12/2018 22:50)

Imprimir

Está malherido mi pueblo,

Socavones de pena,

paladas de sangre,

arañazos en su tierra,

se mezcla el negro carbón

con el gris de las esquelas,

ya llueve sobre mojado

y se desborda el rio de lágrimas,

once muertes se suman

a las doce de días pasados.

Maldita mina,

maldita el hambre

por la que yacen enterrados,

¿dónde está el patrón?

¿dónde está la vida?

ahora solo queda duelo,

un luto de años,

rabia en el corazón

y esa eterna miseria

por la que bajaron al pozo,

a arrancar riqueza para unos

y pan y sudor para otros.

está malherido mi pueblo

y lentamente se desangra,

aunque pase de largo el tiempo

jamás se cerrará la cicatriz,

de esas veintitrés puñaladas.