Puertollano

Nota de prensa del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de Administración y Servicios de Castilla-La Mancha

Denuncian la carencia de personal en la Residencia de Las Pocitas del Prior en Puertollano

El sindicato afirma que “la Administración Regional impide una atención sociosanitaria adecuada a las necesidades de nuestros mayores en las residencias de la Junta de Comunidades”

La Comarca

01/12/2018

(Última actualización: 02/12/2018 00:42)

Imprimir

El Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de Administración y Servicios de Castilla-La Mancha (STAS-CLM) denuncia en una nota de prensa la carencia de personal existente en la Residencia de Las Pocitas del prior en Puertollano, así como en el resto de centros similares dependientes de la Dirección Provincial de Bienestar Social en Ciudad Real.

Desde el sindicato afirman que en total en nuestra provincia hay en la actualidad 32 plazas sin cubrir, de las que 4 son en la Residencia de Mayores Pocitas del Prior, 13 en la Residencia de Mayores Gregorio Marañon, 5 en la Ciudad de Matrimonios Ancianos Nuestra Señora del Carmen, y 12 en el CADIG Guadiana.

Una falta de personal, que se repite cada año al llegar a este mes, que provoca “una sobrecarga de trabajo y de jornadas en el resto del personal, provocando que tengan que acudir a prestar servicios días señalados de descanso semanal acumulando días a lo largo del año y que tienen que compensarse en diciembre”.

STAS-CLM afirma que “para cubrir esas necesidades desde los centros se hace una petición a la Dirección Provincial, que esta remite a Servicios Centrales, para que se realicen las contrataciones necesarias con las que compensar los días que el personal tiene pendientes de descansar o compensar. Y un años más nos encontramos con que a los centros se les racanea lo que solicitan hasta el punto de obligarles a realizar nuevas peticiones más “agradables” a los gestores regionales”.

“Esperamos que la Administración busque soluciones y ponga fin de manera definitiva a estas graves deficiencias, de no ser así seguiremos denunciando públicamente la dejadez manifiesta que está demostrado la Consejería de Bienestar social en general y la Dirección Provincial en particular para con su personal, dejadez que hace que se resientan condiciones de trabajo y las condiciones de las personas a las que se atiende” concluyen desde el sindicato.

Nota de prensa completa

La Administración Regional impide una atención sociosanitaria adecuada a las necesidades de nuestros mayores en las residencias de la Junta de Comunidades.

Todos los años se repite la misma historia con las contrataciones de personal, primero en verano y después en Navidad, y éste año no iba a ser la excepción. De nuevo hemos de hacer eco de la reiterada carencia de personal que existe en los centros dependientes de la Dirección Provincial de Bienestar Social en Ciudad Real, el problema comienza por el hecho de tener 32 plazas sin cubrir, 13 en la Residencia de Mayores Gregorio Marañon, 5 en la Ciudad de Matrimonios Ancianos Nuestra Señora del Carmen, 4 en la Residencia de Mayores Pocitas del Prior y 12 en el CADIG Guadiana. Esta falta de personal provoca una sobrecarga de trabajo y de jornadas en el resto del personal, provocando que tengan que acudir a prestar servicios días señalados de descanso semanal acumulando días a lo largo del año y que tienen que compensarse en diciembre.

Un año más, llegamos a diciembre con muchos días de descanso que se le deben al personal, esto como consecuencia de la vulneración de su derecho al descanso, al tener que pedirles que vayan a trabajar porque hay vacantes e incapacidades temporales sin sustituir dejando la plantilla diaria por turno, muy por debajo de la establecida para cada centro. Para cubrir esas necesidades desde los centros se hace una petición a la Dirección Provincial, que esta remite a Servicios Centrales, para que se realicen las contrataciones necesarias con las que compensar los días que el personal tiene pendientes de descansar o compensar. Y un años más nos encontramos con que a los centros se les racanea lo que solicitan hasta el punto de obligarles a realizar nuevas peticiones más “agradables” a los gestores regionales.

Estamos hablando de centros, donde las características de las personas que en ellos residen requieren una atención integral continuada, cuidados sociales y sanitarios adecuados a su situación de dependencia y, una metodología de trabajo que posibilite atender necesidades de apoyo singularizadas que mejoren significativamente su calidad de vida. Estos son los objetivos que podemos ver plasmados en las Cartas de Servicios establecidas para estos centros. Sin embargo, difícilmente podemos dar cumplimiento a dichos objetivos si las carencias de personal son importantes y significativas, máxime si tenemos en cuenta que las ratios y estándares establecidos no permiten garantizar una asistencia de calidad. También es necesario resaltar que los residentes actuales son más dependientes que hace unos años y la carga de trabajo es impresionante, de ahí la necesidad de mantener la plantilla al 100%.

Por eso no entendemos que la Administración, cuando los responsables de los centros hacen las peticiones para las sustituciones de verano o navidad, pida que recorten y aun así, les concedan menos de lo pedido haciendo imposible que los trabajadores y trabajadoras puedan disponer de los días de descanso que les corresponde, como ha sucedido con las peticiones hechas para las navidades próximas. Hay determinadas categorías, (cocineros/as, ordenanzas, personal de mantenimiento) que no van a tener sustituciones y otras (Auxiliar de Enfermería y PLSD) sustituidas muy por debajo de lo solicitado. A esto hemos de sumar las incapacidades temporales y vacantes sin cubrir a lo largo del año, lo cual se traduce en plantillas insuficientes y con sobrecarga de trabajo.

La Administración juega con la salud de sus trabajadores y trabajadoras cuando está permitiendo que el bajo número de auxiliares de enfermería, plsd, ordenanzas, personal de cocina, mantenimiento, etc., no puedan descansar lo estipulado, al tener que ser ellos mismos los que suplan la carencia de personal al verse privados de sus días de descanso de manera sistemática, acumulando jornadas que difícilmente podrán ser devueltas con el personal que se ha contratado.

Esperamos que la Administración busque soluciones y ponga fin de manera definitiva a estas graves deficiencias, de no ser así seguiremos denunciando públicamente la dejadez manifiesta que está demostrado la Consejería de Bienestar social en general y la Dirección Provincial en particular para con su personal, dejadez que hace que se resientan condiciones de trabajo y las condiciones de las personas a las que se atiende.