Puertollano

Por el momento solo se puede adquirir online en la página web de Editorial Canchales

Puertollano: Ve la luz el segundo libro de Francisco Fernández Redondo, 'En la soledad del monte'

Tras el éxito de su primera obra de caza, ‘El olor de Sierra Morena’, que agotó todas las ediciones en el mercado

Mamen Fernández

10/11/2018

(Última actualización: 10/11/2018 21:46)

Imprimir

Tras cosechar un gran éxito en su bautismo literario con la obra ‘El olor de Sierra Morena’, el escritor Francisco Fernández Redondo, ha publicado de nuevo con la Editorial Canchales su segundo libro de caza, ‘En la soledad del monte', que será presentado el próximo día 30 de noviembre del año en curso en la ciudad de Badajoz, en un espacio aún por determinar y en el que el autor estará arropado por personajes de renombre del mundo cinegético.

Este puertollanense de adopción, nacido en Solana del Pino, vuelve a la carga con su pluma y un montón de andanzas relacionadas con sus dos pasiones, la caza y el monte, en la que podría ser su consolidación en el difícil mundo de la escritura. Y es que en este caso y de la misma forma que en su ópera prima, el lector puede encontrar entre sus páginas vivencias del propio autor en el campo, siempre de la mano del peculiar habla local del pueblo que lo vio nacer, centrado sobre todo en el animal con el que más se identifica, el jabalí o cochino, como dicen en la zona.

Está escrito en primera persona y los personajes son reales, muchos de ellos ya han fallecido, y es sin duda una forma de brindarles un cálido homenaje a todos y cada uno de ellos, haciendo que se queden además en el recuerdo eterno del papel. También es un relato autobiográfico de los hechos vividos por Francisco Fernández en el campo, y de lo que el cazador siente en la soledad del monte, como su propio título indica.

El prólogo en esta ocasión ha sido firmado por Francisco Alfonso Moreno Fernández, veterinario y también montero, y en él hace una reflexión sobre la distendida polémica del “sí” o “no” a la caza, y del enfrentamiento entre ecologistas-animalistas y cazadores, apostando en este caso fuerte, obviamente, por el “sí” a la actividad cinegética como un método de conservación de la fauna.

El esqueleto del ejemplar se divide en diez capítulos, y la parte central está ilustrada con un librillo de fotografías, tanto del autor con algunas de las personas que más han significado en su vida como con las piezas cobradas, especialmente jabalíes, en sus andanzas monteras.

Por el momento el libro solo puede adquirirse vía online en la página web de la Editorial Canchales, en este enlace, pero en próximas fechas se distribuirá en librerías y armerías de todo el territorio nacional.

Biografía del autor

Francisco Fernández Redondo nació en Solana del Pino (Ciudad Real) allá por el año 1969, y a pesar de que los primeros años de su vida los pasó en este bello enclave de Sierra Morena, tuvo que emigrar por motivos laborales de su familia a Manzanares con tan solo nueve años de edad, terminando su adolescencia y buena parte de su edad adulta en Puertollano. En el terreno laboral se inclinó hacia campo empresarial, llegando incluso a establecer su propio negocio en la bonita ciudad andaluza de Granada. En la actualidad reside en Don Benito (Badajoz), localidad en la que se empezaron a hornear sus dos obras publicadas hasta la fecha, y en la que se completó toda la cocción de ambas.

Hablar de Francisco no es hacerlo de un ávido lector, ni tan siquiera de un aventajado escritor, sino más bien de un apasionado de todo lo que siente y disfruta con sus cinco sentidos, en este caso de su devoción desde la más tierna infancia: la caza, algo por lo que tiene clara admiración y de lo que ha querido dejar su legado en este cuidado ejemplar, para el gozo de todos aquellos que están, y por supuesto, para las generaciones que vendrán tras él.

Y ni qué decir tiene que el autor de este libro se desenvuelve como pez en el agua en el campo, tratándolo siempre con el mimo y el esmero del que respeta la naturaleza como el más preciado tesoro. Pero además, en lo humano, es un hombre sencillo, de buen trato y mejor saber estar si cabe. O lo que es lo mismo, de conversación fácil y entretenida, amable, amigable e inteligente, y sobre todo que valora, quiere y defiende con uñas y dientes a todas las personas que de alguna manera le han robado a lo largo de su vida un trocito de corazón.

Como muestra de cada una de sus virtudes y andanzas nacieron sus dos obras, que si por algo se caracterizan es por ser el legado de sus vivencias contadas en primera persona, y con el sentimiento de un hombre que a pesar de los malos tiempos que corren, sigue creyendo que la vida aferrada a sus recuerdos y a todo aquello que le hace feliz, bien merece la pena ser vivida, pero siempre agarrándose a la cuerda que le ata a la realidad de lo que tantos buenos momentos le ha dejado en su retina, sin duda, el tan desgarrador como espectacular mundo de la caza, sus gentes y las personas que le han hecho ser lo que es hoy en día… Francisco Fernández Redondo, pero no el escritor, ni tan siquiera el cazador, sino más bien la persona en mayúsculas.