Ciudad Real

El 13,7 por ciento de mujeres con mas de 15 años han sufrido alguna vez esta violencia

Amnistía Internacional ha llevado a la universidad de Ciudad Real su campaña #Nomáspiedras contra la violencia sexual en España

Mas de doscientos universitarios ciudadrealeños han suscrito su apoyo a esta campaña de AI

La Comarca

07/11/2018

(Última actualización: 07/11/2018 23:50)

Imprimir

Amnistía Internacional de Ciudad Real ha llevado a cabo durante la mañana de hoy un acto en el campus universitario dentro de la campaña "#NomásPiedras" para visibilizar los obstáculos a los que mujeres se enfrentan tras haber sido víctimas de violencia sexual, una grave violación de derechos humanos, que en España y según datos de la Macroencuesta de Violencia contra las Mujeres de 2015, cifra en el 13,7 por ciento de mujeres desde los 15 años, las que reconocen haber sufrido violencia sexual en algún momento de su vida.

Entre 11 y 14 horas, el grupo local de Amnistía Internacional ha mantenido una mesa informativa y un "recorrido" de piedras que simboliza los obstáculos diversos que tienen que recorrer las víctimas para obtener justicia en nuestro país, basado en un caso real, que hacen las mujeres que han sufrido agresiones sexuales y reclaman sus derechos. Mas de doscientos estudiantes de la universidad ciudadrealeña han suscrito durante toda la mañana su apoyo a esta campaña de AI.

Para Amnistía Internacional, la falta de recolección de datos desagregados impide conocer la dimensión de este tipo de violencia. La ausencia de iniciativas públicas, como campañas de prevención; la falta de servicios especializados; o la inexistencia de especialización de las personas que atienden a estas mujeres y niñas, abren un camino lleno de obstáculos para aquellas que deciden denunciar y además, si unimos la persistencia de prejuicios discriminatorios que ponen en duda la credibilidad de sus testimonios, los derechos de mujeres y niñas víctimas de violencia sexual se tambalean.

En esta campaña nacional, Amnistía Internacional lanza un manifiesto que busca apoyos de organizaciones de la sociedad civil, así como del resto de la ciudadanía para que recordemos a las instituciones que ante la violencia sexual hay derechos, entre otros, acudir a la policía y ser informada sin prejuicios, recibir atención adecuada en cualquier hospital, y acceder a una justicia libre de estereotipos y revictimización.