Nacional

Cedidos por Proyecto+Vida de B+Safe

Ocho desfibriladores reforzarán la seguridad de la Carrera Behobia-San Sebastián

Se colocarán en puntos estratégicos del recorrido para agilizar la respuesta en caso de que se produzca alguna emergencia

La Comarca

07/11/2018

(Última actualización: 07/11/2018 23:49)

Imprimir

B+Safe cardioprotegerá la Behobia-San Sebastián, que se celebrará el próximo sábado 10 de noviembre. La carrera ofrecerá la seguridad añadida de 8 desfibriladores, cedidos por B+Safe (Grupo Almas Industries), que permitirán una respuesta sanitaria inmediata en caso de que se produzca un accidente cardiaco tanto entre los participantes como en el público.

La prueba tiene un recorrido muy exigente, con dos importantes altos, Gaintxurizketa (Km. 7) y el Alto de Miracruz (Km. 16), y diversas subidas y bajadas, con un desnivel positivo de 192 metros, que hay que tener en cuenta a la hora de regular el esfuerzo.

En esta edición se esperan más de 31.000 participantes y gran afluencia de público por todo el recorrido. La carrera dispondrá de un amplio despliegue de equipos de DYA Gipuzkoa, Cruz Roja y Osakidetza, formado por más de 350 personas, 50 ambulancias y 8 puestos fijos.

Los 8 desfibriladores, cedidos por Proyecto+Vida de B+Safe, se colocarán en puntos estratégicos del recorrido para agilizar la respuesta en caso de que se produzca alguna emergencia como la meta y los puntos de avituallamiento. Este amplio dispositivo pretende evitar muertes por paradas cardiacas como las registradas en otras ediciones, que suman cuatro fallecidos en la historia de la carrera.

A pesar de este refuerzo, los organizadores recomiendan a los corredores que realicen una revisión médica previa. “Queremos fomentar el deporte cardioprotegido con la disponibilidad de desfibriladores, ya que es la mejor opción ante una parada cardíaca desfibrilable y no hay mejor manera de animar a la ciudadanía que normalizando su presencia”, señala Nuño Azcona, Director general de B+Safe.

“Cada vez es mayor la concienciación y educación tanto en los eventos como en la práctica deportiva diaria y, si se produce un accidente cardiaco, es necesario tener capacidad de respuesta. Más que por la obligatoriedad, abogamos por el apoyo de las instituciones para conseguir una mayor presencia de los desfibriladores en el ámbito deportivo y también una formación generalizada de la población en reanimación cardio pulmonar para respuestas más rápidas y efectivas”, señala Íñigo Etxeberria, Coordinador de la Behobia-San Sebastián.

Proyecto+Vida

Se trata del proyecto de responsabilidad social de la empresa B+Safe, creado para fomentar el cuidado del corazón y la cardioprotección real y eficaz. Nace con la idea de dar respuesta al problema de la alta mortalidad por paradas cardíacas en nuestro país, a través del fomento y difusión de la cardioprotección e informando sobre su importancia. Este apoyo se presta a través de talleres, charlas formativas, donación de equipos, cardioprotección de eventos o la esponsorización de congresos y jornadas sobre salud.

Solución DOC

Los avances tecnológicos han permitido crear DESA fáciles de utilizar por personal no sanitario y con las máximas garantías de calidad y seguridad.

B+Safe ha patentado la solución DOC (Desfibrilador Operacional Conectado) única del mercado que ofrece todas las soluciones integradas en el propio equipo que permanece conectado y operativo las 24 horas del día. El desfibrilador semi-automático Philips, unido a un sistema de comunicación, garantiza 24 horas los diferentes servicios de telecontrol, geolocalización, tele-asistencia, asistencia verbal directa que Allianz Assistance presta al usuario, alerta automática de socorro. Además, B+Safe dispone de un centro de atención telefónica y equipo técnico propio para su mantenimiento.

Espacios cardioprotegidos ‘conectados’

La cardioprotección es una tendencia emergente orientada a la protección del corazón en caso de episodios cardíacos. El gran número de muertes por paro cardíaco en la población, ha animado a gobiernos, empresas, entidades y asociaciones a concienciar a la población y tomar medidas que permitan revertir la situación gracias a la creación de zonas o espacios cardioprotegidos.

Estas zonas cuentan con, según la superficie y la afluencia de público, al menos uno o varios desfibriladores, con un adecuado servicio de mantenimiento y con personas adecuadamente formadas para poder garantizar una rápida actuación en caso de paro cardíaco repentino (para conseguir que vuelva a latir el corazón de la persona afectada), hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

Para que las posibilidades de supervivencia ante un paro cardíaco repentino sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata una resucitación cardiopulmonar (RCP) que permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador. El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación a una persona que ha sufrido un paro cardiaco repentino es en los primeros 5 minutos.

Hay identificados cuatro pasos críticos para tratar el paro cardíaco repentino, Cadena de Supervivencia:

1. Reconocimiento y llamada al servicio de emergencia.

2. Una rápida resucitación cardiopulmonar (RCP).

3. Desfibrilación temprana.

4. SVA y cuidados post-resucitación.

Acerca de B+Safe

B+Safe es la filial española del Grupo Almas Industries multinacional líder en tecnologías de la salud y seguridad para las empresas. B+Safe es especialista en la aplicación de tecnologías innovadoras en la seguridad corporativa a nivel de accesos, bienes y personas.

Almas Industries es la división de Butler Industries con soluciones tecnológicas de valor añadido vinculadas a la salud y seguridad de las empresas, siendo especialistas en el área de Biometría y en el área de Healthcare. Desde B+Safe ofrece la gama más avanzada de soluciones, dando cobertura a todo el territorio nacional, tanto en la comercialización e instalación como el servicio y mantenimiento, de todas las soluciones. B+Safe está presente en la Comunidad de Madrid, Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana, Andalucía, Galicia, Baleares y Canarias.

B+Safe proporciona también formación de la máxima calidad impartida por instructores del Plan Nacional de RCP, todos enfermeros o técnicos de emergencias en activo, homologados para impartir los cursos de RCP/SVB y uso del DESA con todas las garantías, mediante un enfoque práctico y lo más cercano a la realidad desde su experiencia constatando lo importante y fácil que puede llegar a ser dicho conocimientos para salvar la vida.