Provincia

Este sábado de 10:20 a 14:30 en el Camino de la Blanca 11, La Poblachuela, Ciudad Real

Educar con la Naturaleza y Heike Freire en la Asociación Educativa Madreselva

El precio de la inscripción es de 30 euros y las personas interesadas pueden solicitar más información en los teléfonos: 609 211 638 (María) y 647 867 843 (Conchi)

La Comarca

07/11/2018

(Última actualización: 07/11/2018 23:46)

Imprimir

Este sábado, 10 de noviembre, se celebrará el primero de los tres talleres programados por la Asociación Educativa Waldorf Madreselva dentro del ciclo "Aprendiendo en Madreselva", que se llevará a cabo durante este curso.

Se trata de “Educar con la Naturaleza”, de Heike Freire, al que le seguirán “Educar con las emociones”, de Begoña Ibarrola y “Educar con la igualdad”, de Irene García Perulero.

Será impartido de 10:20 a 14:30 en la sede de la Asociación Educativa Madreselva (Camino de la Blanca 11, La Poblachuela - Ciudad Real), con un coste de 30 euros por asistente. Las personas interesadas pueden solicitar más información en los teléfonos: 609 211 638 (María) y 647 867 843 (Conchi).

Educar con la Naturaleza con Heike Freire

En este primer taller los participantes profundizarán en los beneficios de la educación en la naturaleza para el desarrollo y el aprendizaje infantil a partir de sus propias vivencias y experiencias. El contacto con el medio, unido a un acompañamiento respetuoso, permite atender de manera diferenciada a las necesidades específicas de cada criatura, lo que proporciona una base sólida para el crecimiento holístico y el pleno desarrollo de la persona, en los primeros años de la vida.

Heike Freire, pedagoga, experta en innovación educativa y defensora de los derechos de la infancia, es autora del blog “Educar en verde” y del libro con el mismo nombre, así como de varios libros sobre la educación con la naturaleza y sobre el déficit de atención en niños. En sus ponencias y talleres, describe los enormes beneficios que tiene el contacto con la naturaleza para nuestros hijos e hijas: favorece la autonomía, la relajación y la concentración, combate el sedentarismo, estrecha vínculos y nos da un sentido de libertad y de pertenencia; al tiempo que nos invita a recordar nuestra infancia llena, seguro, de momentos mágicos explorando el entorno natural.