Daimiel

Es el primer puente desde que terminó la época estival

La ocupación hotelera en Daimiel está rozando el "lleno" durante el puente del Pilar

Por delante, tres días en los que el tiempo será agradable, sin previsión de lluvia excepto para el domingo, motivos por los que la mayor parte de los hoteles sondeados ya tienen completas sus habitaciones desde hace tiempo. En cuanto al perfil del visitante, según apuntan los hoteleros así como la Oficina Municipal de Turismo, “el 90% de los que nos visitan son de Madrid, por la proximidad, y sobre todo personas que rondan los 45 a 50 años”. Previsiones “muy halagüeñas” con el Parque Nacional Tablas de Daimiel y el yacimiento arqueológico Motilla del Azuer como principales reclamos

La Comarca

13/10/2018

(Última actualización: 14/10/2018 10:43)

Imprimir

Muchos son los que desde el pasado viernes pueden disfrutar de unos días de descanso en torno al puente del Pilar, ya que el viernes 12 es festivo en toda España celebrándose el Día de la Hispanidad. Una oportunidad para conocer lugares con encanto como Daimiel que ofrece al turista varias posibilidades aunando arquitectura, patrimonio cultural y por supuesto, naturaleza.

Ocupación para “El Pilar”

Es el primer puente desde que terminó la época estival. Por delante, tres días en los que el tiempo será agradable, sin previsión de lluvia excepto para el domingo, motivos por los que hoteles como Doña Manuela, Las Tablas y Hostal Las Brujas ya tienen completas sus habitaciones desde hace tiempo. En cuanto al perfil del visitante, “el 90% de los que nos visitan son de Madrid, por la proximidad, y sobre todo personas que rondan los 45 a 50 años”, así lo ha asegurado Elisa Molina, directora del Hotel Doña Manuela.

Una situación “muy halagüeñas” debido a potenciales como el Parque Nacional Tablas de Daimiel o el yacimiento arqueológico de La Motilla del Azuer, que desde que comenzaran las visitas en junio de 2014 ha recibido a más de 30.000 personas, según datos de la Oficina Municipal de Turismo. Ana García-Consuegra, técnico de este recurso, quien apunta a que el municipio daimieleño tiene otros potenciales puntos de interés, no solo en el ámbito de la naturaleza, sino también en el sector patrimonial y como destino para la celebración de congresos. “De ahí que la próxima semana se celebre la segunda edición de Legatum 2.0”, indicó.

Naturaleza, historia y patrimonio se unen, además, bajo el sello de calidad SICTED, Sistema Integral de Calidad Turística Española en Destinos, que no solo se vincula a los diferentes establecimientos hoteleros y de restauración de la localidad, sino que asimismo trata de destacar la calidad del destino en su conjunto, en este caso, el de Daimiel.

Legatum 2.0, turismo de congresos

Precisamente, de cara a este congreso internacional de musealización y patrimonio cultural que se celebra del 16 al 18 de octubre, el Hotel Doña Manuela ha completado sus habitaciones, mientras que el Hostal Las Brujas y el Hotel Las Tablas creen que las reservas se azuzarán a última hora, “como suele ser habitual”, señalan. Desde Las Brujas también destacaron que esta iniciativa se suma a las primeras reservas en torno al fin de semana ‘Daimiel, Pueblo de Brujas’, fijado para los días 9, 10 y 11 de noviembre, y cuya cena temática se celebrará en su restaurante, tal y como explicó José Pareja, del equipo directivo del complejo hostelero. Precisamente el programa completo de la iniciativa turística se presentará la semana que viene.

Ecoturismo y gastronomía

“Daimiel ofrece mucho más”, afirma Alejando del Moral, gerente de la empresa de ecoturismo Caminos del Guadiana. Próximamente programan tres citas en las que conjugan los dos parques nacionales de la provincia, Las Tablas y Cabañeros, el yacimiento de la Motilla y la llegada de las grullas. Pero no es la única opción para escapadas rurales en la localidad y la zona. Un ámbito, el del ecoturismo, en el que también existen otras propuestas de la mano de Destinos Manchegos o la propia asociación turística ‘Tablas de Daimiel’, que en pocas semanas también apostará por una nueva propuesta gastronómica para incentivar las visitas y el consumo en los restaurantes y bares asociados con el mencionado ‘Daimiel, Pueblo de Brujas’ o con la ya consolidada iniciativa ‘El Pucherazo’.