Región

De acuerdo con los avisos registrados

El Servicio de Emergencias 1-1-2 gestionó durante el pasado verano un total de 15 incidentes por accidentes deportivos en Castilla-La Mancha

Por provincias, Guadalajara es en la que se contabilizó un mayor número de incidentes de turismo activo en ese periodo

La Comarca

13/10/2018

(Última actualización: 14/10/2018 10:43)

Imprimir

Durante el pasado verano el Servicio de Atención y Coordinación de Urgencias y Emergencias 1-1-2 de Castilla-La Mancha, organismo dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, gestionó 15 incidentes ocasionados por accidentes deportivos.

La época estival es la más propicia para la práctica de numerosas actividades deportivas y la región es uno de los lugares privilegiados para desarrollar el llamado turismo activo. A raíz de la práctica de estas actividades, desde mayo hasta finalizar el pasado mes de septiembre se registraron en la región un total de 15 incidentes relacionados con los deportes al aire libre.

En este sentido, cabe destacar que actividades como el cicloturismo o el recorrido de rutas naturales en bicicleta, así como la práctica del barranquismo (deporte de aventura consistente en descender barrancos en el curso de los ríos, combinando natación y escalada) han acumulado la mayor parte de los incidentes registrados en el Servicio de Emergencias 1-1-2.

Guadalajara fue la provincia en la que se contabilizó un mayor número de accidentes, con un total de cinco, durante el período veraniego.

Tras la provincia alcarreña, Cuenca fue la zona donde se han registrado un mayor número de accidentes de estas características, con un total de cuatro; mientras que la provincia de Toledo quedaron contabilizados tres incidentes.

Por su parte, en Ciudad Real hubo que activar a los grupos de emergencia en dos ocasiones durante los meses de verano de 2018; siendo por su parte la provincia de Albacete donde tan solo se registró un incidente debido al turismo activo.

De los quince accidentes registrados, en solo en uno de ellos, que tuvo lugar en una poza situada en la provincia de Cuenca, hubo que lamentar el fallecimiento de la persona afectada.

Aunque la mayor parte de estos incidentes entrañan una gran dificultad en su resolución, dado que en muchas ocasiones los grupos de intervención deben realizar rescates en zonas de difícil acceso porque los afectados se encuentran en cañones, torrenteras o zonas escarpadas, la mayor parte de los rescates finalizan con éxito, siendo únicamente necesaria su atención en el lugar del suceso o, en caso de heridas de mayor gravedad, su traslado a centros hospitalarios.

Con una orografía muy diversa y un clima cálido durante todo el verano, Castilla-La Mancha es la región elegida tanto por muchos de sus habitantes como por visitantes de otras comunidades autónomas para la realización de deportes al aire libre. Sin embargo, la falta de preparación de algunas personas o el cambio repentino en las condiciones atmosféricas conllevan a situaciones en las que el Servicio de Emergencias 1-1-2 debe coordinar las labores de rescate y atención sanitaria.

Por ello, se recomienda a la ciudadanía que antes de realizar deportes al aire libre consulte el parte meteorológico de la zona donde va a realizar la actividad y prepare todo lo necesario para llevar a cabo esa práctica deportiva con seguridad, sobre todo si va a transitar por sendas naturales de difícil acceso o sin cobertura de telefonía móvil.