Región

Pueblo sostenible exige que se debata en pleno su propuesta de suspensión que fue firmada por 654 vecinos

No se suspenderán de momento licencias a macrogranjas de porcino en Mota del Cuervo

Según informan desde la plataforma vecinal “Pueblo Sostenible”, el PSOE y el PP habrían unido sus fuerzas para evitar debatir en pleno esta cuestión planteada por IU

La Comarca

15/09/2018

(Última actualización: 16/09/2018 05:28)

Imprimir

La plataforma Pueblo Sostenible está indignada y decepcionada con la decisión del alcalde socialista Alfonso Escudero y del partido popular en comisión informativa de negarse a suspender las licencias de instalaciones ganaderas en Mota del Cuervo hasta que estas sean reguladas por una ordenanza municipal, tal y como había solicitado Izquierda Unida en una moción.

Esta circunstancia da luz verde no solo a que puedan presentarse nuevas solicitudes de macrogranjas en el municipio los próximos meses, sino que deja la puerta abierta a que finalmente se instale la proyectada en la Senda Vedada contra la que se han presentado 550 alegaciones individuales y una petición con más de 654 firmas. Alegaciones entre las que destaca el riesgo de contaminación por nitratos del pozo del pueblo según el juico de geólogos de reconocido prestigio como el del departamento de Geología de la universidad de Alcalá de Henares.

La propia plataforma presentó el jueves ante el Ayuntamiento un borrador de ordenanza para proteger los bienes turísticos, sanitarios y patrimoniales del municipio en peligro por las macrogranjas. Ordenaza que se ha tratado de consensuar con todas las asociaciones del municipio. «Ya más no se puede hacer. Luego en campaña electoral se les llenará la boca de promesas de participación vecinal, cuando estamos viendo que desprecian y desatienden nuestras demandas cuando están en el gobierno», se quejan en la plataforma

La plataforma no acierta a comprender, si es cierto tal y como ha trascendido la información, que se ponga como excusa para la no suspensión de licencias el riesgo de que el promotor denuncie al Ayuntamiento cuando la paralización es una competencia legal que tiene el pleno, sin otros derechos para el promotor, si finalmente se le denegara la licencia, que cubrir los costes del proyecto y las tasas.

Menos se acierta a comprender la rapidez y contundencia con la que el alcalde actuó para oponerse a la instalación de una antena de telefonía móvil, que contaba con licencia municipal, sin pensar en los probables costes de resarcir a la compañía de móviles. Costes muchísimo mayores que los que podría suponer esta suspensión. ¿Cómo explicar la diferente reacción del alcalde en ambos casos?

Empieza a cundir la sospecha de que existe un compromiso no escrito del primer edil con los promotores o una obediencia a las instrucciones del partido a nivel regional para proteger esta macrogranja. Pues es inexplicable que el alcalde, en este caso con el apoyo del PP, se oponga a lo que es un clamor social entre la mayoría de los vecinos, muchos de ellos votantes del partido socialista y del partido popular, desconcertados por el empeño de sus dirigentes. Empeño en proteger a toda costa el interés particular de los promotores, que aportarán como mucho un solo puesto de trabajo al municipio, al interés general del vecindario.

Esta semana la plataforma volverá a exigir que se lleve a pleno la suspensión de las licencias, si el alcalde no es capaz de denegar la que está solicitada. 654 vecinos lo pidieron expresamente en base al reglamento de participación municipal. Y se está estudiando la realización de una concentración pacífica frente al Ayuntamiento, sin descartar, si finalmente se concede la licencia, llevar el caso ante los tribunales.