Provincia

A Martín-Grande le “sorprenden” las críticas de algunos de los alcaldes y concejales de la zona

El presidente de la Junta Rectora del Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona cree que la gestión del PRUG es “modélica"

Asegura que “todas las personas interesadas han recibido la documentación adecuada" durante el proceso de participación para la creación del Plan Rector de Uso y Gestión del parque

Javier Rubio

14/09/2018

(Última actualización: 15/09/2018 08:13)

Imprimir

Alfonso Martín-Grande, presidente de la Junta Rectora del Parque Natural del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, y Juan Ruiz de Castañeda, director-conservador del mismo, han salido este viernes al paso del comunicado de algunos de los alcaldes y concejales de la zona en el que criticaban la gestión que se ha realizado del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del parque.

Martín-Grande ha aclarado que el proceso ha sido “pionero, modélico y participativo y transparente”, y que a lo largo del mismo “todas las personas interesadas han recibido la documentación adecuada sin que se les haya ocultado nada”. El presidente de la Junta Rectora del parque ha dicho, además, que el sistema de participación “ha sido en todo momento externo y aséptico, no hemos intervenido y únicamente hemos asistido de forma testimonial a algunas de las reuniones sectoriales, intentando que las conversaciones transcurriesen sin interferencias”.

A Martín-Grande le han extrañado las críticas de los alcaldes y concejales “ya que tienen toda la información a su disposición y, aunque seguramente haya algunos matices que corregir, hemos comunicado la realidad del proceso, que es tangible y se puede acudir a las actas para comprobarlo”.

Ruiz de Castañeda, por su parte, aclaraba que la ejecución del PRUG “es necesaria y obligatoria” y que a lo largo del proceso “hemos recibido aportaciones compatibles, otras autorizables, otras sujetas al informe de impacto medioambiental y otras que no respetaban la base de las directrices y las normas establecidas”. El director-conservador del parque ha subrayado que “el texto nunca puede oponerse al plan de ordenación, ya que eso sería directamente ilegal, por lo que hemos intentado aportar un documento base sobre el que trabajar y todo lo que se pueda aportar en beneficio de un documento más amplio y completo ha sido y será bien recibido, ya que el proceso no está cerrado ni mucho menos”.

Según Ruiz de Castañeda, “en los seis años que llevo en el cargo hemos sumado más de 4.000 informes, de los cuales un porcentaje ínfimo ha sido negativo y ninguno ha generado una compensación ya que la Administración no puede interferir en la propiedad privada sin acuerdo previo”.

El PRUG

El Plan Rector de Uso y Gestión es “esencial para la gestión de los valores patrimoniales, culturales y naturales que hicieron posible la declaración de la zona como parque natural”, tal y como han señalado Martín-Grande y Ruiz de Castañeda.

A día de hoy se está tramitado el pre-borrador ya que el proceso de participación finalizó el pasado mes de junio y se ha inicio la hoja de ruta para la aprobación del texto. El documento se enviará a los distintos grupos de trabajo para realizar las aportaciones oportunas y una vez hecho esto se elaborará el borrador definitivo, que debe ser tratado por la Junta Rectora para su posterior aprobación en el mes de octubre. En ese momento se dará comienzo al proceso de información pública para que las personas interesadas puedan personarse con el fin de aprobar el documento a finales de este año o inicios de 2019.

Un proceso que se inició en 2016

La tramitación del PRUG arrancó en diciembre de 2016 con la publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) del inicio del expediente, incluyendo en el mismo dos direcciones de correo electrónico a través de las cuales los interesados podían enviar todo tipo de aportaciones, dando un plazo de un año para ello.

En enero de 2018 tuvo lugar una reunión informativa con los miembros de la Junta Rectora y la presencia de la Fundación Savia, que es la organización que se ha encargado de llevar a cabo todos los aspectos del proceso participativo. En dicha reunión se informó, además, del calendario a seguir, que se dividía en dos fases: enero y febrero para analizar toda la información disponible, y marzo y abril para tratar las entrevistas, reuniones y sesiones informativas, con el objeto de que a finales de mayo se culminase el informe final.

Así, el pasado 1 de marzo la Junta Rectora del parque se volvió a reunir para estudiar el estado del procedimiento y en dicho encuentro la Fundación Savia explicó el proceso metodológico ya de una manera práctica. Fruto de dicha reunión la Fundación Savia se puso en contacto con agentes, administraciones y diversos sectores para fijar reuniones, remitiendo a los miembros de la Junta Rectora y a los componentes de los diversos grupos de trabajo un documento de participación de 95 páginas para que realizasen las aportaciones que considerasen oportunas. Asimismo, los ayuntamientos recibieron cartelería e información para la informar y difundir los procesos de participación disponibles.

Finalmente, el pasado 29 de junio la Junta Rectora se reunía una vez más, esta vez en Brazatortas, encuentro en el que la Fundación Savia presentó una memoria de 102 páginas en la que se reflejaba todo el proceso de participación con entrevistas y reuniones con el sector ganadero, cinegético, turístico, medioambiental, administración y asociaciones de vecinos.