Puertollano

Ha logrado triunfar tras 20 años en el mundo de la música techno

La doble vida del puertollanense Sarf: trabajador de Repsol y prestigioso dj (con vídeos)

Su estilo oscuro, ambiental y con atmósferas hipnóticas ha cautivado al público de Sevilla, Madrid o Valladolid en España y al de Colombia, Francia o Japón fuera de nuestras fronteras

La Comarca

13/09/2018

(Última actualización: 14/09/2018 07:40)

Imprimir

Trabajador de Repsol los días laborales, dj de prestigio nacional e internacional los días festivos. Así es el puertollanense Ramón Sánchez Almodóvar, conocido artísticamente en el mundo de la música techno como Sarf. Su estilo, oscuro, ambiental, con atmósferas hipnóticas y sonidos de sintetizadores ha cautivado al público de Sevilla o Madrid en España y al de Colombia o Francia fuera de nuestras fronteras. En el mes de octubre de este año, de hecho, ampliará horizontes y visitará por primera vez países tan exóticos como Japón o Corea del Sur.

Sarf suma 20 años inmerso en la música electrónica. A los 16 comenzó a pinchar en pequeñas fiestas utilizando discos de vinilo y algo más tarde tuvo la oportunidad de comenzar a producir su propia música hasta lograr la creación de su propio sello discográfico, el cual dirige él mismo. En octubre publicará la tercera referencia de su sello en vinilo, con sus dos tracks originales y dos remixes a cargo de Developer y Lag y también ha conseguido actuar de forma fija una vez al mes en Valladolid en el Platform7.

“Poco a poco empecé a crecer y la gente comenzó a conocerme a través de las redes sociales. Una agencia en España y otra en Francia se fijaron en mí y movieron mi música, posibilitando que me contratasen en el extranjero”, comenta orgulloso Sarf a La Comarca. Así, hace cinco años comenzó su profesionalización “con actuaciones un poco más serias y salidas al extranjero, donde ofrezco sesiones musicales como dj”.

Este artista de Puertollano ha pinchado en grandes festivales, sobre todo en Colombia, país del que guarda un gran recuerdo “por cómo disfruta la gente, transmitiendo sensaciones que difícilmente se pueden explicar”. Sin embargo, también actúa de forma más íntima, como hará próximamente en Japón con cinco espectáculos en clubes. Sea como sea, Sarf es un músico muy prolífico que no solo crea para su propio sello discográfico sino también para otros, nacionales e internacionales, especialmente cuando ya tiene finalizada su programación anual.

Respecto a su futuro profesional, a Sarf le gustaría compatibilizar su trabajo en Repsol con el mundo de la música “ya que llevo doce años trabajando en el Complejo Industrial y me facilitan mucho las cosas a la hora de cuadrar mis vacaciones viajar a otros continentes, mientras que por Europa me basta el fin de semana para actuar en otros países”. Así pues, espera “seguir creciendo, ampliando fronteras y siendo conocido”.

El único pesar de Sarf es no poder ser profeta en su tierra ya que lleva muchos años sin actuar en Puertollano, “donde la música techno está muy parada”. En cualquier caso, el 29 de septiembre realizará una pequeña presentación junto a su compañero Kalter Ende en el Disco Menta para intentar que la ciudad comience a interesarse por el estilo musical que le ha hecho famoso.

Sobre Sarf

Sarf es uno de esos artistas que se mantienen fieles a sus propios valores independientemente de las tendencias. Desde sus primeros pasos en electrónica, ha modelado progresivamente su propio enfoque para el djing y la producción. En 2015, el artista español abría Analog Section Record, su propia sección analógica de laboratorio, con un nombre que enfatiza deliberadamente su dedicación al aspecto físico de la electrónica. Además de sus propios productos, su impronta ha sido la sede de los productores más innovadores y bien establecidos como Alexey Volkov, Joton, Pulse uno, Takaaki Itoh y su compañero en esta aventura Kalter Ende.

Ya sea a través de su propio material o de sus sets, Sarf transmite una compleja visión del Techno: oscura, mental y percusiva pero con elementos industriales sutiles. Sus habilidades de DJ se notaron rápidamente en España ya que su sonido ya ha golpeado a clubes como Fabrik o Family.