Puertollano

Los rojillos han perdido 7-3 y siguen preparando la temporada

El FSD Puertollano cae goleado de forma inmerecidamente abultada frente al Bailén

El conjunto minero mantuvo la dignidad durante todo el encuentro y mereció algo más pero la efectividad se alió con los andaluces

Javier Rubio

12/09/2018

(Última actualización: 13/09/2018 01:52)

Imprimir

El FSD Puertollano ha caído goleado de forma inmerecidamente abultada este miércoles frente a Bailén por un contundente aunque engañoso resultado de 7-3. El conjunto minero, que sigue preparando la temporada, mantuvo la dignidad durante todo el encuentro y mereció algo más, pero la efectividad se alió con los andaluces infligiendo un duro castigo al cuadro puertollanense.

Los rojillos dominaron el encuentro durante los primeros cinco minutos rondando la portería rival con peligro por medio de Sofi, Daniel Casillas y Miguel. Sin embargo, el trío de jugadores mineros no vio puerta mientras que los andaluces hacían el 1-0 en su primer acercamiento a la portería puertollanense.

Sofi hacía justicia dos minutos después tras una jugada individual, sin embargo las tablas no le sentaron bien al FSD Puertollano, que sufrió en sus carnes las embestidas del Bailen con disparo al palo de la portería defendida por Rubén incluido. El meta rojillo, de hecho, tuvo que emplearse a fondo para evitar el segundo gol local con sus meritorias paradas.

Al falta de cinco minutos para el descanso, los mineros intentaban rehacerse pero la defensa andaluza evitó el 1-2 en boca de gol, respondiendo poco después con rabia, un disparo al palo y un gol que ponía por delante al conjunto local aprovechando un rechace en el borde del área. El esfuerzo y el tanto en contra dejó a los de Puertollano desnortados sobre la pista, situación que aprovechó el Bailén para volver a ver puerta hasta en dos ocasiones y enviar a los rojillos a los vestuarios con un 4-1 en contra y un buen disgusto encima.

Reacción insuficiente

Tras el interludio, el FSD Puertollano saltó a la pista con ganas de hacer pagar al Bailén el canasto de goles encajados. Así, los rojillos arremetían una y otra vez contra la portería andaluza pero se toparon con el portero local, con el palo y con otro gol en contra que terminó por dinamitar sus opciones de victoria.

Este equipo, sin embargo, parece haber heredado el pundonor del conjunto que rozó con la punta de los dedos el ascenso a Segunda División la pasada temporada, por lo que a falta de seis minutos Sofi acortaba distancias. Sin embargo, las utopías suelen acabar mal y los jienenses volvían a ver marcar poco después hasta en dos ocasiones, poniendo fin al partido con un resultado definitivo de 7-3.