Región

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha desestimado su recurso

La justicia insiste en que el Ayuntamiento de Puertollano despidió de forma improcedente a una trabajadora

El Consistorio pretendía aportar documentación adicional a su favor que no llevó al juicio anterior al que no asistió “por no tener conocimiento del mismo”

La Comarca

11/09/2018

(Última actualización: 12/09/2018 04:52)

Imprimir

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCLM) ha desestimado un recurso de suplicación por parte del Ayuntamiento de Puertollano frente a la sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Ciudad Real con fecha 20 de septiembre de 2017, que declaraba improcedente el despido de una auxiliar de Ayuda a Domicilio del Consistorio puertollanense que se produjo el 4 de junio de 2017. Contra esta decisión judicial, con fecha del 10 de mayo del presente año, únicamente cabe recurso de casación para la unificación de la doctrina.

En la sentencia recurrida se especificaba que el Consistorio puertollanense debe readmitir a la trabajadora en su puesto de trabajo en las mismas condiciones que regían con anterioridad al despido, con abono en tal caso de los salarios de tramitación, o bien indemnizar a la empleada municipal despedida con la cuantía de 11.976,16 euros.

La trabajadora desempeñó sus funciones como auxiliar de Ayuda a Domicilio, con un salario mensual con prorrata de pagas extra de 40,46 euros al día, en cuatro fases de trabajos temporales entre el 1 de septiembre de 2009 y el 4 de junio de 2017. En dicha fecha se le comunicó a través de una carta la finalización de la relación laboral.

En su recurso, el Ayuntamiento de Puertollano pretendía presentar documentación que no aportó en el juicio celebrado en el Juzgado de lo Social número 2 de Ciudad Real, al que no compareció, según declaró, “por no tener conocimiento del mismo”. Dicha documentación demostraría, según el Consistorio, el primer motivo de su recurso, que es “la incompetencia del orden jurisdiccional social para juzgar el caso, por entender que la actora habría sido nombrada funcionaria interina mediante decreto de Alcaldía”.

Dicha petición ha sido rechazada toda vez que la Sala de lo Social del TSJCLM no cree que nos hallemos ante ninguno de los supuestos previstos y que la inasistencia del Ayuntamiento “le es imputable a él mismo, siendo por otro lado los documentos que ahora pretenden aportarse anteriores al acto del juicio, por lo que debieron presentarse en la fase probatoria del mismo”.

Como segundo motivo del recurso se alegó que la trabajadora “participó en un proceso selectivo por concurso-oposición para su nombramiento como funcionaria interina, lo que debería llevar a desestimar la demanda por despido ya que no se habría dado tal acto sino una conversión de una relación laboral en una vinculación funcionarial, la cual habría sido aceptada por la actora al participar en dicho concurso-oposición”. Sin embargo, el juez del TSJCLM cree que estas afirmaciones no tienen soporte en la sentencia recurrida, entre otras cosas por la falta de documentación a la que se ha hecho alusión anteriormente, por lo que no es posible tener en cuenta “los extremos fácticos que pudieran derivarse o deducirse de tales documentos”.