Moral de Calatrava

Manuel Torres Estornell se reafirma en la "falsedad" de las acusaciones

El alcalde de Moral muestra su "indignación" ante la "difamación" sufrida en los últimos días

El primer edil de la localidad ha querido responder a las afirmaciones publicadas en el Diario Lanza tras la denuncia de una vecina de Moral, quien le acusaba de negarse a atender las necesidades de su hijo con discapacidad

La Comarca

27/07/2018

(Última actualización: 28/07/2018 00:54)

Imprimir

Manuel Torres Estornell, alcalde de Moral de Calatrava, ha manifestado su “impotencia e indignación” ante la "difamación" sufrida en los últimos días sobre su persona.

El primer edil de la localidad ha querido responder a las afirmaciones publicadas en el Diario Lanza tras la denuncia de una vecina de Moral, quien le acusaba de negarse a atender las necesidades de su hijo con discapacidad.

Estornell se reafirma en la “falsedad” de las afirmaciones publicadas en este periódico y vertidas por la joven madre moraleña.

La carta del alcalde completa

Quiero empezar esta aclaración con un detalle importante y es que nunca, nunca, nunca, he hablado con esta vecina, la madre, ni del tema de su pequeño ni de ningún otro asunto. Algo que la propia familia ha reconocido tras conocer el daño que estaban causando con esta denuncia falsa. Por ello anuncio a través de esta publicación que he interpuesto una querella por la vía penal por injurias y calumnias contra Jennifer Labrador Naranjo.

He de dejar claro que no sólo este alcalde, sino el Ayuntamiento en su conjunto, le ofreció a la familia diferentes alternativas y opciones de espacios y horarios entre las que se encontraba la posibilidad de contratar al monitor desde un primer momento. La situación y circunstancias de la familia se hablaron con la abuela del menor a quien se le ofreció el monitor de apoyo para comenzar el próximo 1 de agosto. Siendo esta la única conversación mantenida con la familia sobre el tema en cuestión.

Por ello será la justicia la que dirimirá sobre este asunto en el que la noticia publicada por el citado diario arremetía contra mi persona sin publicar ambas versiones en el mismo momento, difamando y provocando un importante daño moral y linchamiento social hacia mi persona. Se ha jugado con un tema que requiere mucha sensibilidad, también desde los medios de comunicación. Es fácil vender un titular de estas características sin pruebas que demuestren que su publicación es veraz.

Una denuncia hecha supuestamente desde la familia sin remitir documentos de ningún tipo que demostraran los graves hechos que se contaban. Escucharon a la madre, la redacción del diario me llamó una sóla vez, me encontraba en una Mesa de Personal por lo que no pude contestar ni devolver la llamada y sin embargo la noticia se publicó. Una situación que pone de relieve lo fácil que es destrozar a una persona con una publicación basada en mentiras que corrió como la espuma y que no había sido contrastada ni contaba con datos o prueba alguna.

Para terminar me gustaría agradecer desde estas líneas las muestras de cariño recibidas desde un primer momento, porque quienes me conocen saben que esa no es mi forma de actuar ante los problemas de los vecinos de Moral.