Puertollano

Los primeros despedidos en abril del año 2015 por un "despido objetivo"

Puertollano: Nueve trabajadores de Excavaciones Olmo aún se encuentran a la espera de juicio

Esperan “que se haga justicia simplemente, ya que nosotros tenemos derecho a recolocación por ser contratistas y estar firmado el acuerdo al cierre de la mina de Encasur”

Mamen Fernández

11/07/2018

(Última actualización: 12/07/2018 09:36)

Imprimir

Nueve trabajadores de Excavaciones Olmo, los primeros despedidos en abril del año 2015 con "despido objetivo", aún se encuentran a la espera de la celebración de un juicio que determine su futuro, a pesar de que hace tan solo una semana y después de tres años de espera, el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha (TSJCM) desestimaba el recurso de suplicación a la sentencia del juzgado de lo social número 3 de Ciudad y determinaba que no hubo cesión ilegal de trabajadores desde Excavaciones Olmo a Encasur Puertollano (noticia completa).

El representante de estos nueve trabajadores recuerda que fueron despedidos mientras estaban disfrutando de unas vacaciones, y asesorados por un abogado que les aseguró que si demandaban colectivamente “no teníamos nada que hacer de antemano”, llevaron a cabo una demanda individual contra la empresa por cesión ilegal de trabajadores y despido improcedente, mientras que los dieciocho a los que hace referencia el TSJCM sí se embarcaron en una demanda colectiva por este mismo motivo.

En este caso, los nueve trabajadores esperan que el juicio tenga lugar cuanto antes y “que se haga justicia simplemente, ya que nosotros tenemos derecho a recolocación por ser contratistas y estar firmado el acuerdo al cierre de la mina de Encasur”. No obstante aclaran que no buscan en este caso la prejubilación, sino más bien la recolocación en otras empresas que creen que “es lo justo”, y además que “nos reconozcan los cuatro años de antigüedad de trabajo en la minería”.

Los motivos que alegan estos trabajadores del retraso de su juicio es que “se ha estado mareando la perdiz” para que se celebrara la vista de los dieciocho trabajadores que denunciaron de forma colectiva y así “tenerlo nosotros en contra”, porque están convencidos “que en nuestro caso sí que hubo cesión ilegal y saldríamos ganando”.