Deportes

Páginas de ayer

Últimos años con el nombre de Calvo Sotelo (1986-1988)

Cambió el color de la camiseta, el escudo; cambió la alfombra verde del viejo Cerrú que tanto nos significó y sin duda perdimos identidad al desaparecer ese color azul minero que tanto nos identificó con nuestra tierra

Eduardo Carrero Fernández

09/07/2018

(Última actualización: 09/07/2018 22:16)

Imprimir

Con el cambio de nombre de Calvo Sotelo por el de Puertollano Industrial (1988), sentí como que algo había desaparecido dentro de mí. Aunque el Club conservase el mismo número de inscripción en la Federación Española de Futbol y aparentemente nada cambiaba, a mí sí me lo parecía.

Cambió el color de la camiseta, el escudo; cambió la alfombra verde del viejo Cerrú que tanto nos significó y sin duda perdimos identidad al desaparecer ese color azul minero que tanto nos identificó con nuestra tierra, con sus entrañas y con el trabajo diario de tantos mineros empapados en sudor dentro de los pozos.

Ya avisó Mundo Deportivo dos años antes (6-8-1986) de la difícil situación económica del Club. Publicaba que:”el Calvo Sotelo es un equipo con peso específico en el futbol español. Entró en la historia por méritos propios después de peregrinar muchas temporadas en Tercera y Segunda División. Ahora ha conseguido un record que puede ser histórico: en poco más de 14 meses ha perdido tres categorías” (la última no llegó a producirse por verdadero milagro y se pudo jugar en Tercera) sobre todo por las malas campañas deportivas y por los dispendios económicos irracionales.

Tres días después (9-8-1986), ya se había recurrido el descenso a Regional y por fin se dio marcha atrás por parte de la Federación. Antes de la resolución, el presidente Toledano declaró:”el Club está muy esperanzado en evitar el descenso. Tuvimos una reunión con José López, gerente de AFE y ayer nos llamó para confirmar que no había inconveniente en realizar una nueva revisión” (Mundo Deportivo).

El nombre del Calvo Sotelo seguía figurando como seña de identidad del equipo local al mes siguiente de estos acontecimientos, en los inicios de la temporada 86-87 (con más o menos acierto en el campo). Además, jugadores de Puertollano caso de Ángel Luís y Zúñiga (Español) y Cañizares (Real Madrid Juvenil) lo llevaban unido a sus inicios deportivos, mostrándolo a la prensa nacional en las diversas entrevistas. En Mundo Deportivo (21-2-1987) aparecía lo siguiente, antes de un Real Madrid- Barsa de Juveniles:”Cañizares cuenta en la actualidad con 17 años y lleva uno en Madrid. Vino procedente del Calvo Sotelo de Puertollano y es el segundo guardameta menos goleado, detrás de Lobato del Bilbao Ath”.

Con la economía del club muy maltrecha y Repsol casi desaparecida con respecto a las ayudas (principal motivo del futuro cambio de nombre), ficha como entrenador para la campaña 87-88 el madrileño Carlos Sánchez de las Matas (24-6-1987). Le sobraba experiencia, honradez profesional, cordialidad y trucos (como lanzar un balón al campo para cortar el contragolpe del equipo rival, de lo que doy fe) y otras formas y maneras de hombre “demasiado” desenvuelto, que salieron en la animada conversación que mantuve hace poco tiempo con el delantero de su época Manolo “El Tórtola”.

Mucha cantera había en la plantilla, en el que se hacía imprescindible como titular (según la mayoría de las crónicas) el gran Toni Nuevo. Entre los canteranos que se hicieron con un puesto en el equipo, Goyo. Lateral izquierdo con De las Matas en cinco partidos mediada la primera vuelta (una inoportuna lesión le apartó durante varias semanas, además de contar poco, a consecuencia de un trabajo que le salió). Vecino de la calle Ave María y compañero o rival en algún partidillo en los patios del Colegio Salesiano, en el que demostraba sus cualidades de buen futbolista (planta y técnica) en compañía de mi hermano Toni y de los también juveniles Arias, Cortecero y otros chicos del barrio que no recuerdo.

Pero Goyo era otra cosa, era y es (aún charlamos cuando nos vemos por la calle) una gran persona, con una educación y un trato exquisito y por lo que a un servidor respecta, me siento tremendamente orgulloso de haber compartido con él esos ratos practicando el deporte que nos gustaba.

El Calvo Sotelo con el comienzo del año (5-1-1988) y próximo a terminar la primera vuelta, se encontraba clasificado en la mitad de la tabla, con buenos y malos encuentros: “mal partido del Calvo Sotelo, que fue superado con todas la de la ley por un ordenado y sacrificado Campillo (2-0).

Alguna goleada se disfrutó en el Cerrú (5-0) al Mota del Cuervo (16-2-1988), con dos goles del habilidoso extremo izquierdo madrileño Plaza, pero siendo siempre un equipo de la zona templada (alguna crítica inoportuna, según mí parecer, se vertió en Lanza, que hizo a la plantilla redactar una carta en los siguientes términos:”de todos es conocido la dificultad económica por la que pasa nuestra entidad y por ello la directiva actual depositó la confianza en nosotros. Ninguno somos profesionales y por otra parte la mayoría actúa esta temporada por primera vez en Tercera División”.

Con esta realidad se llegó al final de la competición (noveno en la tabla), donde en algún partido en casa se coreó el nombre de Nuevo, por su futbol de gran jugador en la posición de defensa libre. Sus pases medidos a 40 metros me encantaban.

El diario Lanza (31-5-1988), al hacer balance de la temporada finalizada, publicó lo siguiente:”en la pretemporada calvosotelista, SE QUISO CAMBIAR EL NOMBRE tras la votación (salió el SÍ), en una asamblea con demasiadas discusiones. El Club de Futbol Puertollano Industrial no llegó a cuajar (la entrega del Sánchez Menor se retrasó), continuando con el mismo nombre que tanta gloria ha dado a la ciudad de Puertollano”. En cuanto a las deudas, se decía que los jugadores tenían tres mensualidades por cobrar.

También se leía por esas fechas que:” el Calvo Sotelo, uno de los grandes, ya no es tan grande”.

El cambio de nombre no cesaba de sonar dentro del Club, apoyándose el presidente Toledano en qué: ”la empresa se ha desentendido casi totalmente” y Lanza (3-7-1988) publicó que:”el Calvo Sotelo ha mandado los estatutos para el cambio de nombre (C.F.Puertollano) a las federaciones provincial, autonómica y nacional”.

Y como fecha de referencia llegamos al (24-7-1988), donde se publicó que:”el equipo del C. F. Puertollano, antes Calvo Sotelo, efectuará su presentación el próximo día 26, con algunos cambios, como el nombre y el uniforme”. Tras unos partidos amistosos ya sí apareció como PUERTOLLANO INDUSTRIAL.

A nivel personal, un servidor seguía con mi carnet de socio pero hora en mi localidad del Sánchez Menor.

Y como el tiempo no se detiene y la memoria tampoco, diecisiete años después (30-10-2005) mi amigo y compañero de trabajo José Antonio Palomo Lozano, cómplice con un servidor de tantos recuerdos, me entrega unas páginas encontradas en Internet que nos llenaron de satisfacción.

En varios pasajes se leían cosas como (Autor: El cerrú):”os propongo que entre todos y con la colaboración de AS creemos una web donde aparezca la historia del Calvo Sotelo de Puertollano. Hagamos una web en España para contemplarla todos, porque en una web de Checoslovaquia he encontrado que un antiguo emigrante en ese país, habla del Calvo Sotelo de Puertollano en un par de líneas”. (7 de Abril del 2004).

Un 7 de Noviembre del 2004, (Autor: Ramón)se leía:”Saludos Calvosotelistas, yo soy de un lugar bastante lejano geográficamente (Sabadell) y recuerdo de mi infancia a este equipo como una entidad simpática a la vez que curiosa. Me llamaban la atención el escudo ( una estrella) y el nombre del Campo (Enpetrol)".

El 6 de Junio del 2005, (Autor: Carlos) afirmaba que:”saludos de un sevillista. Estaba viendo los resultados de las liguillas de ascenso y viendo los nombres de algunos equipos, me acordé del Calvo Sotelo y me pregunté qué habría sido de aquel equipo. No sabía si había cambiado el nombre o si había desaparecido. En fin, ya me he enterado y os mando ánimos, a ver si una ciudad con tanto nombre como Puertollano tiene un equipo de futbol que juegue como mínimo en 2º B”.

Hubo respuesta a este escrito, en los siguientes términos (Autor: Puerto gol):”hola amigos de toda España, me motiva que se hable del Calvo Sotelo, yo por desgracia no lo conocí, pero tuvo que ser precioso”.