Provincia

Con un Estatuto de la Mujeres Rurales y con el doble de fondos para los municipios menos poblados

Castilla-La Mancha garantizará por ley los derechos a todos sus habitantes

Emiliano García-Page ha comprometido que, antes de que termine la legislatura, el Gobierno regional va a presentar un borrador de Ley de Desarrollo Rural Territorial

El presidente ha garantizado que, este mismo año, se aprobará el Estatuto de las Mujeres Rurales, que establece por ley acciones de discriminación positiva

La Comarca

07/03/2018

(Última actualización: 08/03/2018 00:40)

Imprimir

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha considerado la mujer es “esencial” para el desarrollo rural y ha mostrado su compromiso para tramitar, este año, una Ley del Estatuto de las Mujeres Rurales, “para establecer discriminación positiva a favor de derechos, posibilidades, ayudas y servicios” para las mujeres que sostienen la economía, “muchas veces en silencio y sin reconocimiento”. El jefe del Ejecutivo regional ha recordado que ya se ha establecido que “todos los municipios de la región afectados por despoblamiento, accedan al doble de fondos europeos”, una decisión que no han adoptado todas las comunidades autónomas y que ha costado algunos “disgustos” con los más grandes, pero había que “mojarse” y “tomar decisiones”, señalaba García-Page al respecto.

El presidente ha señalado que aunque “se ha avanzado en muchas cosas, queda mucho por hacer”, porque cuando hay crisis económica, hay más problema de empleo para la mujer y, “todavía más, en el medio rural”, ha especificado, durante la inauguración de la ‘Jornada sobre Desarrollo Rural y Despoblación’, que ha organizado el Ayuntamiento de Terrinches y que ha reunido a los principales expertos de las redes de desarrollo rural; a los presidentes de la Diputación de Ciudad Real, Albacete, Jaén y Huesca; a alcaldes y representantes de las organizaciones profesionales agrarias; así como a la presidenta de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en Castilla-La Mancha, Mayte Fernández, entre otras autoridades.

Ante este auditorio, una vez más, García-Page ha reiterado su compromiso con los pueblos y ha garantizado que, “antes de que acabe la legislatura”, el Gobierno de Castilla-La Mancha va a presentar un borrador de Ley de Desarrollo Rural Territorial, en la que trabajan las diferentes consejerías de su Gobierno y que “será capital” en la legislatura que viene. Entre otras cosas, “hará irreversibles parámetros de financiación en las zonas despobladas” y “establecerá servicios públicos como derechos”, independientemente de los posibles vaivenes políticos.

Como ejemplo, ha señalado la necesidad de garantizar una red de telecomunicaciones eficiente, con acceso al 4G, como derecho “con financiación pública y exigencias a las operadoras”. Pero también, servicios sanitarios, educativos e infraestructuras, exigibles “al cien por cien, en todo el territorio y regulado por ley”. Y ha instado a los líderes del territorio a “hablar bien de sus pueblos para atraer inversiones, crear riqueza” y “ofrecer seguridad”.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha manifestado su reconocimiento a los protagonistas que desarrollan la Metodología Leader en el medio rural, presentes en el acto celebrado en el Campo de Montiel. Para el consejero, el futuro del medio rural y de la agricultura en Castilla-La Mancha pasan por: la visibilidad de las mujeres, el desarrollo de una agricultura profesional y sostenible, una diversificación de la actividad económica y el acceso al agua, “para dar vida al medio rural, combatir el despoblamiento y revertir la situación que sufren amplias zonas de la región por falta de masa crítica, porque la gente se va”.

En este sentido, ha señalado que “el acceso al agua es una cuestión por la que estamos muy sensibilizados en Castilla-La Mancha”, haciendo hincapié en que “se ha ido mucha gente con el agua desde esta tierra”, buscando mejores expectativas de vida en la industria, el turismo o la agricultura del Levante, “probablemente, generado con esa agua que se marchaba”. Asimismo, ha explicado que “la PAC es una herramienta imprescindible para garantizar el futuro de los territorios rurales”, pero ha advertido que “hay que orientarla bien y no centrar el debate sólo en los recursos públicos que se van a destinar, sino a qué queremos destinar esos fondos”. Por ejemplo, de qué forma vamos a ayudar “a los verdaderos profesionales de la agricultura, los que se juegan su dinero en el campo”, de qué forma vamos a ayudar “a los que viven en los pueblos de verdad” y de qué manera vamos a garantizar “el acceso al agua para esos profesionales” y cómo vamos a hacer el relevo generacional, “para que la gente joven se quiera quedar en los pueblos”, una prioridad que ya ha establecido el Gobierno de Emiliano García-Page.