Región

Día Internacional de la Mujer 2018

SATSE, con la mujer: “Sin igualdad, no hay progreso, no hay futuro”

El Sindicato de Enfermería reclama acabar, de una vez por todas, con los obstáculos que impiden a una mujer su promoción profesional a puestos de responsabilidad y dirección si así lo desea

SATSE Castilla-La Mancha quiere poner el acento en la discriminación que sufren las enfermeras y fisioterapeutas embarazadas por lo que reclama la planificación y adecuación de puestos exentos de riegos

La Comarca

07/03/2018

(Última actualización: 07/03/2018 18:46)

Imprimir

El Sindicato de Enfermería, SATSE Castilla-La Mancha, ha vuelto a mostrar, con motivo del Día Internacional de la Mujer, su claro compromiso con la mujer y la defensa de sus derechos, reclamado a la Administración regional y empresas sanitarias privadas que desarrollen políticas y estrategias eficaces encaminadas a mejorar la empleabilidad y permanencia en el empleo de las mujeres, así como su promoción profesional a puestos de responsabilidad.

SATSE, como organización profesional firmemente comprometida con la igualdad entre hombres y mujeres, celebrará el Día Internacional de la Mujer, que este año pone el foco en reivindicar derechos reales, igualdad y justicia para todas las mujeres, promoviendo actividades reivindicativas propias y mostrando su apoyo a las demandas planteadas por parte de organizaciones internacionales, con motivo del próximo 8 de marzo.

Para el Sindicato de Enfermería el Día Internacional de la Mujer es fundamental para dar visibilidad a las discriminaciones que sufren las mujeres en el ámbito laboral, si bien recalca que su labor no se limita a esta jornada reivindicativa, pues es una labor que realiza a diario dada su condición de sindicato más representativo de un colectivo profesional de abrumadora mayoría femenina.

Desde SATSE Castilla-La Mancha se quiere poner el acento en la discriminación que sufren las enfermeras y fisioterapeutas embarazadas en su puesto de trabajo por lo que exige al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) la planificación de puestos de trabajo exentos de riesgos para las profesionales en situación de embarazo y lactancia; la adecuación de los puestos en los casos necesarios sin merma retributiva, así como la adecuada formación en riesgos laborales específicos para estas trabajadoras, tal y como indica la Ley de Prevención de Riesgos laborales.

Estas medidas ya se están exigiendo a la Administración regional desde SATSE Castilla-La Mancha en todas las mesas de negociación como medidas efectivas para la igualdad real.

Otro grave problema al que se enfrentan muchas profesionales, y muy especialmente las de Enfermería y Fisioterapia, es la imposibilidad de poder conciliar de manera adecuada el trabajo con sus responsabilidades familiares. Por ello, el Sindicato de Enfermería considera imprescindible la puesta en marcha de políticas y medidas que fomenten y sensibilicen en materia de corresponsabilidad y conciliación de la vida laboral, personal y familiar.

El Sindicato de Enfermería hace suya la declaración de intenciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y coincide en que “todos debemos comprometernos a hacer todo lo posible para superar los prejuicios arraigados, apoyar la participación y el activismo y promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer”.

El Sindicato de Enfermería mantiene una reivindicación constante en materias como derechos de las embarazadas, violencia de género y agresiones, imagen sexista y reconocimiento profesional de la labor de la Enfermería, conciliación laboral, personal y familiar, o seguridad y salud en el trabajo, entre otras.

Consecuencia de su implicación activa en la defensa de la igualdad y derechos de las mujeres son algunas de sus propuestas como la creación del Observatorio de la mujer en el ámbito sanitario, la implantación de un Itinerario laboral de mejora progresiva de sus condiciones laborales y la promoción profesional a puestos de responsabilidad y dirección.

SATSE recuerda que el colectivo enfermero español está compuesto en más de un 85 por ciento por mujeres, de ahí su especial interés porque su participación, en igualdad con los hombres, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como personas, sea una realidad efectiva, “y no bonitos titulares en los medios de comunicación”, concluye.