Nacional

Día Internacional de la Mujer

La brecha salarial obliga a las mujeres a destinar casi la mitad de su sueldo a la vivienda

Según www.pisos.com, ellas deben realizar un esfuerzo mayor tanto si alquilan (46,08% de sus ingresos frente al 35,55% de los de ellos) como si compran (33,12% frente a 25,55%)

Cumplir la recomendación del Banco de España de destinar un máximo del 35% del salario mensual a la vivienda es imposible para las inquilinas de 14 regiones y las propietarias de seis

La desigualdad hace que las mujeres tarden más tiempo en pagar el precio de una vivienda en venta: necesitan el salario íntegro de 5,6 años frente a los 4,4 años de los hombres

La Comarca

07/03/2018

(Última actualización: 08/03/2018 00:36)

Imprimir

La brecha salarial de 5.941 euros anuales que, según el Instituto Nacional de Estadística (INE)1, existe entre hombres y mujeres dificulta el acceso de las féminas al mercado de la vivienda. El análisis realizado por el portal inmobiliario www.pisos.com con motivo del Día Internacional de la Mujer, muestra que las mujeres deben realizar un esfuerzo mayor que los hombres, tanto si son propietarias2 como si son inquilinas3, pues deben destinar un 33,12% de sus ingresos al pago de la cuota hipotecaria (frente al 25,55% de los hombres) o un 46,08% al alquiler (frente al 35,55% de ellos).

Para Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “el aumento de la brecha salarial y la extrema atomización del mercado en cuestión de precios dificulta enormemente el acceso de la mujer al mercado de la vivienda”. La diferencia respecto a los hombres es notable, más aún si se opta por el régimen de alquiler, “aunque no se debe perder de vista que conseguir el ahorro previo que exige la compra de una vivienda también es más difícil para ellas”.

Un lujo para las inquilinas de catorce regiones y las propietarias de seis

Únicamente en Extremadura (31,44%), Castilla-La Mancha (31,81%) y Galicia (34,82%) las mujeres pueden destinar menos del 35% de sus ingresos mensuales al pago del alquiler4. Las catorce comunidades restantes se encuentran por encima de esa cifra y seis incluso superan la media española del 46,08%. La comunidad donde las féminas lo tienen más complicado es Madrid, donde el pago de la renta acapara el 66,21% de sus ingresos, es decir, 1.291 de los 1.956 euros netos que ingresan mensualmente. Le siguen Baleares (63,21%), País Vasco (55,84%), Comunidad Valenciana (54,51%), Cataluña (51,85%) y Canarias (47,27%). Los hombres, sin embargo, solo son incapaces de cumplir la recomendación de gasto del Banco de España en seis regiones: Madrid (53,01%), Baleares (52,69%), País Vasco (42,28%), Comunidad Valenciana (40,59%), Canarias (40,49%) y Cataluña (39,47%).

En el caso de la compra son once las autonomías que exigen un esfuerzo razonable a las mujeres en materia de vivienda: Castilla-La Mancha (20,68%), Extremadura (25,55%), Navarra (26,26%), Aragón (26,54%), Castilla y León (27,98%), Murcia (28,21%), Comunidad Valenciana (31,30%), Galicia (31,59%), Asturias (33,33%), Andalucía (33,34%) y Canarias (34,76%), mientras que las seis restantes son más prohibitivas para las propietarias. Destaca Baleares, donde las mujeres deben destinar más de la mitad de su sueldo al pago de la cuota hipotecaria (52,08%), un total de 1.018 de los 1.956 euros netos que ingresan mensualmente. Le siguen País Vasco (45,06%), Cantabria (38,63%), Madrid (36,95%), Cataluña (36,53%) y La Rioja (36%). A los hombres, únicamente Baleares les exige un esfuerzo por encima de la recomendación del Banco de España, de hasta el 43,42% de su salario.

La brecha salarial también hace que ellas estén más tiempo endeudadas: mientras que los hombres necesitan 4,3 años de su sueldo anual íntegro para hacer frente a una hipoteca tipo de 113.328 euros2,5, ellas necesitan 5,6 años para convertirse en propietarias de una vivienda.