Región

Como tratamiento complementario al convencional

El Hospital de Toledo utiliza la realidad virtual para recuperar la movilidad de las articulaciones

Se trata de una herramienta ‘Leap Motion’ en el área de Terapia Ocupacional para la rehabilitación de manos, que supone un gran avance para los pacientes en la recuperación de las funciones básicas

La Comarca

04/03/2018

(Última actualización: 06/03/2018 13:45)

Imprimir

El área de Terapia Ocupacional del servicio de Rehabilitación del Complejo Hospitalario de Toledo, dependiente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), utiliza técnicas de realidad virtual en pacientes con pérdida de movilidad moderada en las articulaciones con las que mejora su recuperación.

La incorporación de esta nueva técnica ‘Leap Motion’ en el servicio de Rehabilitación viene impulsada por el doctor Manuel Bayón, quien la ha considerado una herramienta muy útil para la recuperación de los pacientes con pérdida de movilidad moderada, siendo de uso complementario con las demás técnicas convencionales de terapia ocupacional, pero en ningún caso se trata de sustituirlas.

El doctor Bayón ha indicado que los pacientes a los que va dirigida esta nueva técnica, que se lleva a cabo en colaboración del servicio de Informática del centro sanitario, deben ser previamente valorados por el facultativo especialista en Rehabilitación y por los terapeutas ocupacionales.

Por su parte, las terapeutas ocupacionales, Esmeralda Martín, Aranda Moreno y Elena Letamendía, han explicado que se trata de una herramienta en el área de Terapia Ocupacional para la rehabilitación de los dedos y las manos, que supone un gran avance para los pacientes ya que muchos de ellos no pueden realizar funciones tan básicas como comer, peinarse o cargar algún objeto pesado al tener reducida la movilidad de las articulaciones.

Ambas profesionales han señalado que “utilizamos técnicas de realidad virtual como tratamiento complementario al convencional. De lo que se trata es de simular un entorno cotidiano para luego extrapolarlo a su entorno habitual. La actividad que el paciente realiza frente al ordenador se considera como medio terapéutico a la hora de movilizar las manos”.

Para las terapeutas ocupacionales del Hospital de Toledo, “es un dispositivo que nos permite interactuar con tus propias manos dentro de la realidad virtual. ‘Leap Motion’ es un sensor que nos permite controlar el ordenador a base de gestos en el aire, usando tanto los dedos como las manos completas”.

En este sentido, han precisado que lo que hace esta herramienta es trazar una imagen virtual de nuestras manos y articulaciones desde la muñeca y rastrear todos los movimientos. Al usarlo, tendremos la sensación de presencia donde los pacientes interactúan con el ordenador haciendo movimientos en el aire para capturar objetos.

En este sentido, han informado que “constituye una tecnología cuya principal característica es la posibilidad de interacción y un feedback sensorial del sujeto con un entorno virtual multidimensional, altamente motivante, en el que el paciente se desenvuelve en actividades o tareas comparables a situaciones reales y ofreciendo información en tiempo real de los objetivos alcanzados.”

“El sistema para el usuario es muy simple. Cuenta con un sensor que detecta el movimiento de nuestras manos interpretando los gestos que vayamos realizando como acciones en el ordenador. Dependiendo de la aplicación que usemos puede servir para mover un globo terrestre, colocar cabezas con forma de cubo con su correspondiente cuerpo, deshojar una flor, llevar satélites a un planeta, entre otras”, han dicho.

Terapia ocupacional

El área de Terapia Ocupacional del Complejo Hospitalario de Toledo está compuesto por tres profesionales que trabajan con pacientes con daño cerebral, con enfermedades degenerativas, con lesiones del miembro superior, patología osteoarticular, parálisis cerebral, enfermedades degenerativas progresivas, entre otras, derivados por los especialistas del servicio de Rehabilitación.

En las primeas sesiones, se realizan una valoración en las que se detecta las necesidades que requiere el paciente para llevar a cabo sus actividades básicas de la vida diaria que provoca su pérdida de independencia.

Martín y Moreno han explicado que “usamos técnicas terapéuticas adaptadas y graduadas en función del objetivo, realizando un entrenamiento de las actividades básicas diarias, además de ofrecer asesoramiento sobre los elementos de apoyo o dar pautas de higiene postural que eviten que las personas se vuelvan a lesionar”.

Asimismo, en esta área confeccionan férulas estáticas y dinámicas que complementan el tratamiento y realizan terapia de espejo para pacientes neurológicos o amputados.