Provincia

A través de una propuesta en el concurso de CMM 'Generación Agro 2018'

Los ganaderos de Valle de Alcudia y Sierra Madrona comienzan la lucha contra la contaminación minera

Diversos grupos de investigación de la UCLM han desarrollado estudios que han demostrado la presencia de altos niveles de contaminación por Pb en las zonas afectadas por los residuos mineros abandonados

La Comarca

28/02/2018

(Última actualización: 28/02/2018 15:57)

Imprimir

El Valle de Alcudia y Sierra Madrona, ubicados al sur de la provincia de Ciudad Real, constituye uno de los espacios naturales más destacados de Castilla-La Mancha y de la Península Ibérica por su riqueza biológica y cultural. Pero este territorio destaca además por presentar abundantes yacimientos minerales muy ricos en metales pesados como el plomo (Pb). Este antiguo distrito minero fue intensamente explotado durante siglos, llegando a convertirse en el principal productor de Pb de España durante los siglos XIX y principios del XX. Sin embargo, la ausencia de leyes y planes de restauración en materia de minas en aquellos tiempos supusieron que, cuando el interés por su aprovechamiento desapareció a finales del siglo XX, las concesiones mineras existentes fuesen abandonadas sin ser sometidas a ningún plan de recuperación. En consecuencia, un total de 484 viejas minas abandonadas, con sus residuos correspondientes (escombreras, balsas de lodos y otros residuos mineros), se encuentran repartidas en la actualidad en un territorio de unos 2.500 km2, en el que la ganadería extensiva, la caza y la protección del medio ambiente son las actividades predominantes. De este modo, la presencia de los restos mineros abandonados, cargados de metales altamente tóxicos como el Pb, constituyen un potencial riesgo para el medio ambiente, para la salud de los animales domésticos y silvestres que habitan la zona, y para la salud pública.

Desde el punto de vista ganadero, este hecho tiene una enorme relevancia social, económica y sanitaria, ya que la ganadería es el principal aprovechamiento económico en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona. Al criarse en extensivo, el ganado se alimenta principalmente de pastos naturales y abreva en los cursos de agua del entorno, quedando potencialmente expuesto al Pb que, desde los residuos mineros abandonados, se extiende por plantas, suelos y agua empujado por el viento y las lluvias. La exposición a este metal tóxico provoca diversos efectos negativos en la salud de los animales expuestos, dando lugar a casos de envenenamiento, infertilidad y una mayor susceptibilidad a padecer enfermedades. Además, al acumularse en tejidos internos como el hígado, los riñones e incluso el músculo, puede tener implicaciones de salud pública. En ambos casos, son problemas con consecuencias negativas en términos de rentabilidad económica para las explotaciones afectadas.

A lo largo de los últimos 10 años, diversos grupos de investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) han desarrollado estudios que han demostrado la presencia de altos niveles de contaminación por Pb en las zonas afectadas por los residuos mineros abandonados, y que tanto el ganado como la fauna cinegética (ciervos y jabalíes) de la zona están expuestos a altos niveles de contaminación. Los resultados de estos trabajos revelan la necesidad de identificar estrategias y medidas de gestión que sirvan para reducir o eliminar el problema.

La solución más recomendable consistiría en eliminar y/o restaurar los suelos afectados por los restos mineros abandonados en el territorio y/o en limitar el acceso del ganado a los mismos, algo que por su extensión resultaría tremendamente difícil y altamente costoso. Por ello, un grupo de ganaderos afectados por este grave problema medioambiental han decidido tomar la iniciativa en la búsqueda de soluciones eficaces, rentables y prácticas, como sería el suministro de suplementos minerales que disminuyan la ingestión y absorción del Pb. La suplementación mineral es una práctica habitual en ganadería, pero se desconoce el efecto que los suplementos comerciales pueden tener sobre la exposición al Pb y la salud global de los animales.

Identificar un suplemento mineral eficaz y eficiente en la lucha contra el Pb, mediante el desarrollo de un proyecto de I+D en colaboración con la UCLM, favorecería notoriamente el bienestar de la cabaña ganadera y la rentabilidad de las fincas del Valle de Alcudia y Sierra Madrona afectadas por este problema.

Con el fin de poder desarrollar esta iniciativa, este grupo de ganaderos participa con su propuesta en el concurso “Generación Agro 2018”, organizado por Castilla-La Mancha Media y la Consejería de Agricultura de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM) con el patrocinio del BBVA. La primera fase del concurso, que se extiende hasta el 11 de marzo de 2018, se basa en la participación ciudadana, de modo que solo aquellos proyectos que consigan mayor número de votos tendrán opciones de convertirse en una realidad. Todos los interesados en que este proyecto tan necesario para nuestra comarca salga adelante pueden dar su apoyo votando a través de este enlace.