Región

La Federación de Construcción y Servicios de CCOO CLM reúne en Toledo a 300 delegadas y delegados para preparar las movilizaciones del 8 de marzo por la Igualdad de Género y contra todas las discriminaciones que sufren las mujeres

CCOO: “Este 8 de Marzo tiene que ser arrasador. ¡Todas a la huelga! Y vosotros, como una más”

Al acto, que comenzó con un minuto de silencio por las mujeres víctimas de asesinatos machistas, se sumaron el secretario general de CCOO, Unai Sordo, y la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad, Elena Blasco. Carpintero Unai, ‘albañila’ Elena, ambos proceden de CyS y no quisieron perdérselo

Hoy mismo CCOO celebraba otros actos y asambleas en las demás provincias de CLM y del resto de España. “Hay quienes exigen y hasta convocan a menudo huelgas generales por tuiter o facebook. Incluso indefinidas. Pero organizarlas ya es otra cosa, eso solo lo hacemos los sindicatos de clase”

La Comarca

26/02/2018

(Última actualización: 27/02/2018 10:53)

Imprimir

Hay quienes vía tuiter o facebook exigen y hasta convocan a menudo huelgas generales, incluso indefinidas. Pero organizarlas ya es otra cosa, eso solo lo hacen lo sindicatos de clase. Y en concreto CCOO, como dijo hoy en Toledo su secretario general, Unai Sordo, acude a los centros de trabajo a celebrar asambleas; reúne a sus delegadas y a sus delegados para explicar e impulsar los paros, trabaja para que la convocatoria sea un éxito y una victoria para la clase trabajadora.

Por eso, desde que CCOO y UGT decidieron convocar en toda España una huelga de dos horas por turno el próximo 8 de marzo, para dar cobertura legal al paro laboral imprescindible en las movilizaciones feministas convocadas este año en todo el mundo contra todas las discriminaciones que sufren las mujeres; CCOO, “en cuyo ADN está la Igualdad de género”, ha celebrado ya decenas de actos y asambleas por todo el país. Hoy mismo, sin salir de CLM, al menos cinco, en Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

La más destacada de ellas ha tenido lugar en Toledo, donde la federación de Construcción y Servicios de CLM reunió a 300 delegados y delegadas para hablar de la huelga y las movilizaciones del 8 de marzo.

La mayoría eran mujeres, porque en esta federación se agrupan muchos de los sectores laborales más feminizados. Y, como dijo su secretaria general, Remedios Toboso, a las mujeres trabajadoras “nos sobran los motivos para hacer la huelga del 8 de marzo. Cada minuto tenemos, antes y después del 8 de marzo, un motivo más para poner pie en pared y exigir políticas justas para poner freno a la violencia de género, a la brecha salarial, al acoso en el trabajo…”

El secretario general de la Federación Estatal, Vicente Sánchez, lo subrayó: “vosotras y nosotros, las mujeres y los hombres de CCOO, no hacemos las huelgas por las redes sociales y nos desentendemos. No salimos a la calle el 8 de marzo y nos olvidamos. Vosotras y nosotros no miramos para otro lado, CCOO da la batalla todos los días por y para la igualdad real en cada centro de trabajo y en la sociedad; ese es nuestro compromiso como sindicato de clase y feminista.”

Sánchez no acudió solo a Toledo. Con él se vinieron el secretario general de CCOO y la secretaria confederal de Mujeres e Igualdad, Elena Blasco. No quisieron perdérselo. Carpintero Unai, ‘albañila’ Elena, ambos provienen de la Federación de Construcción y Servicios, una de las organizaciones sectoriales de CCOO que mejor conoce -en carne viva- cómo se manifiesta día a día en el mundo del trabajo la desigualdad de género.

A Unai Sordo se le llevan los demonios cuando escucha negar la existencia de la brecha salarial y en la rueda de prensa previa a la asamblea explicó insistentemente a los periodistas las múltiples fórmulas mediante las que las mujeres ganan menos que los hombres y quedan relegadas en el mundo del trabajo.

Quiéranlo o no, digan lo que digan la Constitución, las leyes y los convenios colectivos, la igualdad sólo existe sobre el papel. El valor de la hora trabajada es el mismo para hombres y mujeres, estaría bueno. Pero en la vida real, las mujeres sufren más el paro; son las más penalizadas por la precariedad, la temporalidad y la parcialidad no deseada; ocupan los sectores laborales peor remunerados, peor considerados y con menor recorrido profesional. Justo los que más ha maltratado el PP con su reforma laboral: si de media se calcula una pérdida del 7% en el poder adquisitivo de los salarios desde su entrada en vigor, los salarios más bajos -los que cobran más mujeres- han perdido entre un 22% y un 30%. El neoliberalismo, subrayó Sordo, incluye, asume, perpetúa la desigualdad.

Toboso puso un ejemplo práctico de cómo cristaliza la brecha salarial en el día a día: “el 95% de las seis mil personas afectadas por el convenio de la Limpieza de Edificios y Locales de Albacete somos mujeres con categoría de limpiadoras; y solo hay una mujer con categoría limpiadora conductora. El resto, el otro 5%, son hombres, todos con categoría de especialista o de peón especializado. Nosotras limpiamos quirófanos, aulas, laboratorios... Los hombres limpian patios, cristales, sacan la basura. Hacemos trabajo de igual valor, pero su salario es mayor. La brecha salarial es evidente, esto hay que resolverlo y lo vamos a hacer.”

“Tiene que producirse una equiparación radical y absoluta entre mujeres y hombres”, subrayó por su parte Paco de la Rosa, secretario general de CCOO CLM. “Este 8 de marzo tiene que ser el principio del fin del patriarcado que está brutalmente apoyado por un sistema neocapitalista al que le viene muy bien tener al 50% de la población relegado a un segundo término”.

“Somos invisibles, somos ‘las de las contratas’. Los trabajos que mayoritariamente hacemos las mujeres son socialmente necesarios pero invisibilizados. ¿Alguien ha pensado qué pasaría si desaparecen las mujeres de la ayuda a domicilio, si desaparecen las mujeres que atienden a nuestros mayores; las que limpian nuestras casas, nuestros trabajos, los hospitales, los colegios, los baños de los bares de copas? Si las mujeres dejamos de educar, de cuidar y de limpiar, si dejamos de hacerlo en el mundo invisible del hogar y en el mundo más visible (pero no mucho) de lo laboral… si lo hiciéramos ¡la vida se vería seriamente afectada, mucho más que si deja de fabricarse el iPhone o si dejan de jugar al futbol Messi o Cristiano Ronaldo!”

Ese es, de hecho, el objetivo central de este 8 de marzo, como recalcó Elena Blasco: “visualizar nuestro trabajo”, con el paro laboral de dos horas y denunciar las “multifacéticas formas de discriminación que sufrimos las mujeres”.

Entre ellas, las más dramática es “el acoso, las agresiones, los asesinatos machistas”. Por ello, a petición de la secretaria de Mujer de CCOO-CyS CLM, Maribel Cabañero, el acto comenzó con las 300 personas asistentes guardando un minuto de silencio en memoria de las mujeres muertas a manos de sus “compañeros”

Y se cerró, claro, con un llamamiento a hacer de este 8 de marzo una jornada histórica en la lucha por la Igualdad. “Tiene que ser arrasador. ¡Todas a la huelga el 8 de marzo! Y vosotros, compañeros, ¡como una más!”