Ciudad Real

Nota de prensa

CSIF pide rescindir el contrato a la empresa de vigilantes de la Seguridad Social en Ciudad Real por estar en concurso de acreedores

El sindicato pide responsabilidades al ministerio de Empleo por los perjuicios causados a sus trabajadores

La Comarca

26/02/2018

(Última actualización: 27/02/2018 10:55)

Imprimir

El Sector de Empresa Privada de CSIF en Ciudad Real exige la inmediata rescisión del contrato de vigilancia a la empresa Novosegur en las oficinas de la Seguridad Social de Ciudad Real, tras ser recientemente declarada en concurso de acreedores en los juzgados de lo Mercantil de Madrid.

CSIF ya reclamó en diciembre pasado, antes de la entrada en vigor del nuevo contrato, y a primeros de este mes, tras conocerse la cascada de incumplimientos de la empresa Novosegur, que se evitase la adjudicación a esa firma, perteneciente al grupo de Marsegur, sancionada con una reiteración alarmante, y posteriormente la rescisión del contrato tras verificar cómo se abonaba a los trabajadores un salario según convenio de empresa y no del convenio sectorial, tal y como está fijado por el Tribunal Supremo, amén de otros incumplimientos.

El concurso de acreedores de esta empresa, último paso camino de la quiebra, era algo tan previsible que todo el mundo lo podía esperar, a excepción del director provincial y del secretario general del INSS en nuestra provincia, que estaban advertidos por CSIF de la temeridad que suponía permitir licitar a dicha empresa incumplidora, como advertidos estaban en otras direcciones provinciales que, con más coraje y determinación, hicieron todo lo posible para evitar que una empresa estigmatizada en el sector resultara adjudicataria.

Actuaciones judiciales

CSIF está asesorando a algunos de estos vigilantes de seguridad y preparando actuaciones judiciales ante la modificación sustancial de las condiciones de trabajo y el pago de apenas el salario mínimo, y además, con la declaración de concurso de acreedores a la empresa Novosegur se abre otra vía de impugnación que también está en manos de los servicios jurídicos de CSIF.

En este capítulo de denuncias, hay que destacar que sea el propio ministerio de Empleo y Seguridad Social quien comete estos desmanes, cuando debiera ser el primer organismo en velar por la protección de las condiciones laborales de todos los trabajadores, propios o de empresas adjudicatarias de servicios, por lo que ante esta situación escandalosa, algún gestor de ese ministerio debería responder por los perjuicios que ya están padeciendo los trabajadores afectados.