Región

El consejero de Agricultura ha realizado la propuesta en la reunión de la AREV

Castilla-La Mancha propone iniciar la solicitud a la UNESCO de la declaración del viñedo europeo como Bien Inmaterial de la Humanidad

Europa tiene cuatro millones de hectáreas dedicadas a viñedo, a través de 260 variedades de uva que producen 170 millones de hectolitros al año

Aprovechando la presidencia de García-Page al frente de la Asamblea de Regiones Europeas del Vino (AREV), el consejero ha llevado la propuesta al ‘Bureau’ celebrado en Bruselas

La Comarca

07/02/2018

(Última actualización: 08/02/2018 10:20)

Imprimir

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha planteado hoy en Bruselas, durante la reunión de la Asamblea de Regiones Europeas del Vino (AREV), solicitar a la UNESCO la declaración del viñedo europeo como Bien Inmaterial de la Humanidad, “por los valores culturales que nos unen en Europa a través de las regiones del vino, representadas por cuatro millones de hectáreas que representan el 45 por ciento de la superficie de viñedo mundial y una producción de 170 millones de hectolitros”.

En los últimos meses, bajo la presidencia de Emiliano García-Page, la AREV ha recuperado la normalidad y afronta la próxima reforma de la PAC, con una primera propuesta sobre etiquetado en el sector del vino, presentada el vicepresidente primero de la asociación, Aly Leonardy, en representación de los viticultores europeos, para hacer más comprensible la información sobre el producto en el embotellado.

En este sentido, Martínez Arroyo ha propuesto en representación del Gobierno regional en el ‘Bureau’ iniciar un estudio en la organización para solicitar la declaración del viñedo de todas las regiones europeas, como patrimonio inmaterial de la UNESCO. Una propuesta que ha logrado una gran aceptación entre los asistentes “por sus valores ligados a la cultura europea y de la humanidad”.

El consejero ha destacado que, en concreto, Castilla-La Mancha elabora vinos de gran calidad, “con historias que contar detrás de cada botella” y que tenemos que contarlas al consumidor para que reconozca el “esfuerzo del viticultores por conseguir un producto de calidad” y que le permita que valore” el origen, en cada región geográfica y su cultura”.

Adjuntos

Martínez Arroyo - Viñedo Unesco: