Nacional

Nota de prensa

¿En carnaval nos ponemos una máscara o en realidad nos la quitamos?

“En esta sociedad prefabricada y estandarizada, ser auténtico es un acto revolucionario”

La Comarca

06/02/2018

(Última actualización: 07/02/2018 09:57)

Imprimir

“En general vamos por la vida disfrazados de algo que no somos, ocultando nuestra verdadera identidad por miedo a lo que piense la gente”. Encontrar esta esencia para empezar a ser realmente auténticos, libres y felices es lo que propone Borja Vilaseca, escritor, filósofo, conferenciante, profesor y emprendedor de proyectos educativos orientados a la transformación y el despertar de la consciencia de la sociedad.

Conocerse a uno mismo tiene que ver con reconectar con quienes verdaderamente somos, más allá de todos los condicionamientos que hemos recibido por parte de nuestro entorno social y familiar, así como del adoctrinamiento recibido por parte del sistema educativo industrial. Se trata de ir liberándonos de los miedos, carencias y complejos que nos impiden despojarnos de las vestimentas que la sociedad nos impone, de manera que podamos aceptarnos y mostrarnos ante los demás tal y como verdaderamente somos. “No hemos sido educados para extraer nuestro propio potencial –explica Borja– nos prefabrican y adoctrinan construyendo una sociedad invernadero cuando en realidad cada ser humano es una flor única”.

Vivir bajo una máscara

Es por ello por lo que solemos, como defiende este filósofo, llevar una máscara puesta, por medio de la que interpretamos a un personaje del agrado de los demás. “Si bien vivir bajo una careta nos permite sentirnos más cómodos y seguros, con el tiempo conlleva un precio muy alto: la desconexión de nuestra verdadera esencia. Y en algunos casos, de tanto llevar una máscara puesta nos olvidamos de quiénes éramos antes de ponérnosla”.

Vivimos en una sociedad en la que se prioriza el ‘cómo nos ven’ al ‘cómo nos sentimos’, lo que acaba generando una tremenda falta de autoestima o, lo que es igual, la percepción que tenemos de nosotros mismos. Esto a su vez genera personas frustradas si no alcanzan aquello que suponen que los demás esperan de ellas. ¿Cuántas veces nos paramos a pensar en qué es lo que nosotros deseamos en realidad sin tener en cuenta lo que piensen los demás? Este es el camino que propone Borja Vilaseca, “crecer en compresión y sabiduría para liberarse de lo que los demás piensan de uno”. Si lo pensamos bien, ¿cuántas cosas hacemos para que la gente piense bien de nosotros? Y peor aún, ¿cuántas cosas dejamos de hacer por el mismo motivo?

Podemos ponernos la máscara y caer en la vanidad para contentar a los demás o podemos elegir otro camino, el revolucionario, que consiste en dejar de oír el ruido de la voz de la mayoría para empezar a escuchar y seguir nuestra propia voz interior. Borja nos ofrece reflexiones e inspiración para iniciar este camino: “Cada vez que te encuentres del lado de la mayoría es tiempo de parar y reflexionar. Y entre otras cuestiones, podemos preguntarnos: ¿qué haría con mi vida si no tuviera miedo? ¿Quién me atrevería a ser si no me importara tanto lo que piensen los demás? Más que nada porque si no estamos activamente creando nuestra propia vida estamos viviendo una vida de segunda mano, creada por otros, lo cual genera insatisfacción en forma de innumerables neurosis”. Y concluye: “En esta sociedad prefabricada y estandarizada, ser auténtico es un acto revolucionario”.

Sobre Borja Vilaseca

Borja Vilaseca (Barcelona, 1981) es escritor, filósofo, conferenciante, profesor y emprendedor de proyectos orientados a la transformación y el despertar de la consciencia de la sociedad. Su gran pasión es democratizar la sabiduría para inspirar un cambio de actitud y de mentalidad, de manera que las personas aprendan a ser verdaderamente felices y sepan cómo desplegar todo su talento y potencial. A los 19 años vivió una profunda crisis existencial, iniciando su propio viaje de autoconocimiento. Y desde los 25 años se dedica profesionalmente a promover un cambio de mentalidad en la sociedad.

Actualmente es el director del Máster en Desarrollo Personal y Liderazgo, una titulación pionera y de referencia en España, presente en las ciudades de Barcelona, Madrid y Valencia. También es el fundador del proyecto de educación emocional gratuito para jóvenes La Akademia, presente en más de 40 ciudades de toda España, así como en Colombia, Brasil, Argentina, Ecuador y México. Es experto en autoconocimiento a través del Eneagrama. Ha impartido más de 250 cursos de autoconocimiento para más de 6.000 personas en diferentes países y desde 2017 ofrece sus cursos en versión online. Ahora mismo está montando la primera escuela en España que en vez de preparar a los alumnos para la Prueba de la Selectividad les preparará para disfrutar de la vida.

Como profesor ha colaborado con ESADE, la Universidad de Barcelona, la Ramon Llull, la Pompeu Fabra, el Instituto de Empresa y Barcelona Activa. Ha escrito cuatro libros: ‘Encantado de conocerme’, ‘El Principito se pone la corbata’, ‘El sinsentido común’ y ‘Qué harías si no tuvieras miedo’. Parte de su obra literaria ha sido traducida y publicada en 17 países. Anualmente imparte cerca de 50 conferencias en España y Latinoamérica para promover un cambio de paradigma.

Recientemente ha sido nominado –junto con Eckhart Tolle, Anthony Robbins y Sir Ken Robinson- para la IV edición del Premio OPTIMISTAS TRANSFORMADORES, iniciativa promovida por la revista “Anoche tuve un sueño”, en la categoría de “Transformadores sociales”, que se librarán el próximo 7 de mayo.