Puertollano

Durante todo el mes de febrero

El Museo Municipal de Puertollano acoge la exposición fotográfica “Cuerpo de mujer” de José Galanes

Toda la exposición se encuentra dentro de lo conceptual y de lo figurativo

La Comarca

03/02/2018

(Última actualización: 04/02/2018 22:13)

Imprimir

Durante todo el mes de febrero, el Museo Municipal de Puertollano acoge la exposición fotográfica de José Galanes “Cuerpo de mujer”, de la mano de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de la ciudad.

Una exposición que nació en 1999 fruto de unas conversaciones mantenidas sobre un libro de poesía inédito por aquellos entonces de título “Cuerpo de mujer”. Posteriormente la mayoría de esas poesías verían la luz bajo el nombre de “La vida por dentro”, del poeta Miguel Galanes.

Cada poesía cuenta con un boceto fruto de dichas charlas. A veces de dificultad extrema para la realización de las fotografía, sobre todo en la época que se planteaba, otras menos.

Toda la exposición se encuentra dentro de lo conceptual y de lo figurativo. Dentro de lo figurativo y como elemento a tener muy en cuenta, es la línea y dentro de ellas la curva en clara connotación al cuerpo de mujer.

En lo conceptual encontramos el recuerdo y las diferentes fórmulas para establecer un relato o unas claves en las que se encuentra un diálogo onírico con la mujer o experiencias con ellas. El b/n nos recuerda también diferentes sensaciones como la alegría, la tristeza, la vida, la muerte, la elegancia, la pureza…

Es la ensoñación del hombre, junto con la iconicidad de la mujer la que podemos decir que es el hilo conductor. Un hilo, en el que la idealización de la mujer, potenciada siempre por una iluminación en la que busca destacar las líneas curvas en unos cuerpos femeninos, así como, en los bodegones de tipo conceptual.

Esta exposición tiene un principio y final argumentado, pero también cada imagen alude a una unidad independiente relacionada con cada poema que siempre interpretará al completo la unidad (poema) o parte de él.

Es lo onírico, la amalgama que une toda la exposición. La idealización de la mujer, en la que ausente de todo equipo de estilismo y maquillaje solamente tratados de manera personal e individual dan rienda suelta al fotógrafo para ”fotografiar” cada poesía, como si de unidades individuales se tratara.

Es el propio cuerpo de la modelo el que sirve de soporte, en el que se “escribe con luz” y potencia ese elemento morfológico que es línea curva, intrínseca en cada mujer y claramente connotativa e idealizante.

Estas líneas se reflejan mayoritariamente en desnudos femeninos, que es donde lo onírico encuentra la más íntima expresión.