Provincia

Continua con su proyecto de viaje en el tiempo

Granátula de Calatrava avanza hacia el pasado mirando al futuro

Cerró en noviembre la etapa de la Edad del Bronce y ha iniciado el mágico camino de los Íberos

La Comarca

10/01/2018

(Última actualización: 10/01/2018 21:10)

Imprimir

Continuando con su proyecto de viaje en el tiempo, y siguiendo el orden cronológico ligado a los acontecimientos históricos, la comunidad de Granátula de Calatrava cerró en noviembre la etapa de la Edad del Bronce y ha iniciado el mágico camino de los Íberos. Han sido 2 meses de duro trabajo, resultando en un balance más que positivo respecto a los logros marcados al inicio.

Entre otras actividades, los alumnos, familiares y vecinos de la localidad disfrutaron de una magistral clase sobre el método de fundición que llevaban a cabo los pobladores de La Encantada en la fabricación de herramientas para la vida cotidiana, armas y utensilios de guerra, abalorios y otros objetos. Juan Manuel Donoso Gómez, historiador y guía turístico local, junto a Damián Cañizares, herrero y concejal de la localidad, prepararon un taller en el pusieron en práctica estas técnicas de fundición metalúrgica. Utilizando un crisol (herramienta fundamental) y diversos moldes, recrearon la fabricación de algunos utensilios. Además, y, aprovechando el momento, se crearon monedas o “ases” -según la terminología íbera- de propio cuño en las que aparece el puente romano de Baebio, una de las señas de identidad del emplazamiento del yacimiento de Oreto. El calor del fuego, el metal y miles de preguntas hicieron de la actividad un momento especial.

Como cierre a la Edad del Bronce y acercamiento a la etapa íbera, se realizó una visita al Museo Provincial de Ciudad Real. Fue José Lorenzo Sánchez Meseguer, Historiador, Arqueólogo y Catedrático por la Universidad Autónoma de Madrid, quien con sus explicaciones sobre los hallazgos encontrados en La Encantada y otros yacimientos, cerraba esta etapa histórica. De igual manera introdujo, con ayuda de los restos allí expuestos, algunos de los detalles más importantes del período íbero en nuestra provincia. Esta lección de historia, compartida por quien llevó a cabo todos los trabajos de excavación, extracción e investigación de este yacimiento, se convirtió en una clase magistral y única que, siendo adaptada para los más pequeños, fue disfrutada también por el resto de acompañantes. Más tarde, y de la mano de Pilar, responsable de los talleres de historia del mismo museo, niñas y niños se pusieron manos a la obra: reprodujeron téseras, piezas que se utilizaban como intercambio en un rito de amistad y lealtad entre los interesados.

Complementando nuestra introducción al mundo íbero, José Lorenzo preparó charlas didácticas para impartirlas también en el colegio, desarrollando tanto los aspectos teóricos como permitiendo que los niños manipulasen réplicas de objetos encontrados en el yacimiento de Oreto y otros de importancia similar. Entre estos aspectos teóricos, José Lorenzo, nuestro gran “socio” (como él mismo se hace llamar y se refiere a los más pequeños) compartió su particular “danza de la lluvia” en lenguaje íbero con todos los asistentes.

Todos a una por la financiación

Dentro de la planificación y desarrollo del proyecto, nos gustaría destacar que las familias, a través del AMPA, están llevando a cabo actuaciones para la financiación de este proyecto. Además de la solicitud de una subvención ante la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava -promovida con fondos europeos LEADER- se han realizado otras acciones como la participación en las Jornadas Tradicionales Manchegas de Granátula. Para ello, instalaron un stand en el que se puso a la venta una edición especial del proyecto de una serie de productos locales como miel y aceite y, por otro lado, elementos decorativos y abalorios fabricados artesanalmente por las propias familias. Este stand estaba fusionado con la idea de estas jornadas, que gracias a la iniciativa del ayuntamiento y la ayuda de vecinos y turistas creó un estupendo clima de cordialidad y colaboración. Estos deben ser los ingredientes que hacen que toda la comunidad luche por un fin común como es el desarrollo y la continuidad de los diferentes proyectos.

Primeras jornadas históricas: la feria romana

Este viaje de 5000 años tiene, entre sus objetivos, involucrar a todos los habitantes de Granátula en la preparación y puesta en escena de las primeras jornadas históricas de la localidad. Tras varias conversaciones entre AMPA, colegio y Ayuntamiento y reuniones con las asociaciones del pueblo y empresarios locales, la programación de estas jornadas dará lugar a un evento en el que se expondrá, de cara a todos los visitantes, la riqueza histórica del entorno de Granátula. Esta celebración denominada “feria romana” englobará diferentes actividades lúdicas y de ocio, como por ejemplo eventos deportivos de índole provincial; charlas a cargo de historiadores y especialistas en la materia; jornadas gastronómicas con carácter histórico; la especial teatralización de la inauguración del puente romano a cargo de Baebio, cónsul de Oreto; concursos, etc. Todo esto se desarrollará dentro del marco histórico del yacimiento de Oreto y con una ambientación que nos transportará a una época de esplendor en el enclave.

Este empieza a ser el caminar conjunto de un pueblo cuyo afán es el de crecer y no adaptarse al medio, sino transformarlo en su favor para seguir soñando despiertos por un futuro próspero para Granátula.