Región

Se trata de una clara apuesta del Ejecutivo por el fomento de las energías renovables

La región da el visto bueno a la construcción de una planta solar fotovoltaica en El Carpio de Tajo

En términos de potencia eléctrica, Castilla-La Mancha tiene una potencia instalada de 8.723 megawatios. De esa cantidad el 68 por ciento es energía renovable

La Comarca

30/12/2017

(Última actualización: 30/12/2017 14:14)

Imprimir

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo, ha dado el visto bueno a la autorización administrativa previa y de construcción de una instalación solar fotovoltaica en El Carpio de Tajo, en la provincia de Toledo.

La planta de producción solar fotovoltaica será de 50 megawatios de potencia y estará compuesta por 158.400 módulos fotovoltaicos de 315 watios de potencia cada uno. El presupuesto total de ejecución supera los 33 millones de euros.

En términos de potencia eléctrica instalada, Castilla-La Mancha tiene 8.723 megawatios de los que el 68 por ciento es energía renovable. Castilla-La Mancha es la primera comunidad autónoma del país en potencia fotovoltaica instalada; ocupamos el segundo puesto en el ranking nacional en energía solar térmica; el tercero en eólica y el cuarto en el conjunto total de las energías renovables.

Tal es la apuesta del Ejecutivo regional por esta energía, que Castilla-La Mancha podría autoabastecerse de energía eléctrica renovable dado que produce más de 22.000 gigawatios/hora al año y se consume en torno a 11.000 gigawatios/hora.

Aun así el Gobierno de Castilla-La Mancha pondrá a disposición de entidades locales y ayuntamientos, 40 millones de euros, procedentes de fondos Feder, que con una financiación del 80 por ciento servirán para el fomento de la eficiencia energética en alumbrado público y edificios públicos. Dejando patente que el modelo energético del Gobierno de García-Page pasa por poner a disposición de los ayuntamientos pilares de desarrollo de energías renovables, en la medida en que estas son una oportunidad para mejorar el futuro y el de las generaciones venideras.

En este sentido, de cara al próximo año 2018, la Administración autonómica destinará 4,5 millones de euros en ayudas a la mejora de la eficiencia energética, en el aprovechamiento de las energías renovables y a la reducción de las emisiones contaminantes a la atmósfera, que se suman a los más de seis millones que ya se han destinado desde el inicio de la Legislatura, que han beneficiado a más de 4.200 empresas, ayuntamientos y personas físicas de Castilla-La Mancha.