Daimiel

Durante la entrega de premios del periódico ‘Las Tablas’ en la mañana del sábado

El valor de la cooperación internacional es ponderada por la ‘Daimieleña del Año, María del Mar Loro

Loro recibió de manos del alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, y del director de la publicación, Miguel Ángel Fanega la distinción. Familiares, amigos y vecinos de la localidad se citaron en el Espacio Fisac para arropar a esta profesora con más de 20 años como cooperante en la ONG ‘Escuelas Sin Fronteras’. Una labor que desarrolla en El Salvador, Nicaragua o Senegal y que, reconocía, “te llega al corazón”. “Todavía se pueden hacer muchas más cosas”, glosó

La Comarca

16/12/2017

(Última actualización: 17/12/2017 18:12)

Imprimir

María del Mar Loro es la ‘Daimieleña del año 2017’ en los premios que otorga el periódico ‘Las Tablas’. Un reconocimiento que recibía en la mañana del sábado de manos del alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, y del director de la publicación, Miguel Ángel Fanega. Familiares, amigos y vecinos de la localidad se han dado cita en el Espacio Fisac para arropar a esta profesora daimieleña que lleva más de 20 años como cooperante en la ONG ‘Escuelas Sin Fronteras’, en pro de la educación de las mujeres, sobre todo.

En su discurso, cargado de emotividad y sentimientos, la daimieleña ha subrayado la responsabilidad de recibir un premio así, “ya que con él se hace visible la importancia y necesidad de la cooperación internacional, porque es de justicia –prosiguió– luchar porque todos tengamos los mismos derechos”.

Un premio que agradeció al periódico y que dedicó a toda su familia, señalando también que la labor que desarrolla en países como El Salvador, Nicaragua o Senegal “te llega al corazón. Se pasan momentos muy duros, hay experiencias desagradables, pero en definitiva, ayudar a otros es muy gratificante, aún sabiendo que todavía se pueden hacer muchas más cosas por mejorar la vida de los más necesitados”, explicó Loro.

Recién llegada de Senegal donde se han realizado dos proyectos de construcción de escuelas, a principio de año volverá a marcharse a El Salvador “para conseguir que un municipio salvadoreño sea calificado como libre del analfabetismo”.

De la premiada, que el año pasado fue distinguida con el premio solidario Misionero Eusebio Ortega Torres, el alcalde ha subrayado que María del Mar es un ejemplo constante y con letras mayúsculas de solidaridad. Además, con este nuevo reconocimiento, explicó el primer edil, cierra un año fantástico con la esperanza de que estos se traduzcan en recursos y ánimos para continuar desarrollando esa “extraordinaria” labor.

Sierra también ha puesto de relieve su trabajo como educadora “permitiendo a otros crecer y formarse cuando simplemente por el hecho de haber nacido en lugares donde apenas hay oportunidades de desarrollo, se les niega tal derecho”. Y por último, al igual que ha destacado Loro, el alcalde ha recordado los años como compañeros de clase “donde nunca imaginé que María del Mar llegaría donde ha llegado porque, si bien ella podría estar en mi lugar, yo nunca –confesó Sierra– he tenido el valor y la generosidad de ella para estar en el suyo”.

En el acto, presentado por la coordinadora de redacción, Ascensión García Consuegra, también ha intervenido el director del periódico ‘Las Tablas’, quien ha hecho balance del año y de los 28 que cumple esta publicación mensual. Como invitado de honor ha participado el sacerdote y vicario de la parroquia de Santa María, Luis Eduardo Molina, quien ha destacado las bondades de la premiada realizando un símil con la música y la clave de sol en un bonito discurso.

El periódico también aprovechará para premiar a sus anunciantes más fieles con los conocidos ‘Patos de Publicidad’. En este 2017, ‘Las Tablas’ ha distinguido a cinco empresas daimieleñas: Tanatorio Virgen de las Cruces, Hermanos Robles, Construcciones Rim, Federópticos y Talleres Clemente, por su apoyo constante a la revista.

La cita finalizaba con la voz del cantante Luis Muñoz que interpretó cuatro temas, tres de ellos clásicos mexicanos en los que el público acompañó con palmas o incluso cantando a coro.