Puertollano

Han participado alumnos de 16 centros educativos

Pleno Infantil en Puertollano con el punto de vista de los más pequeños

Presidido por la alcaldesa, Mayte Fernández y el concejal de educación y juventud, Víctor Castro

La Comarca

05/12/2017

(Última actualización: 06/12/2017 11:44)

Imprimir

La Constitución como cada mes de diciembre de nuevo ha sido protagonista del Pleno Infantil en el que han participado alumnos de dieciséis centros educativos de Puertollano y que ha estado presidido por la alcaldesa, Mayte Fernández y el concejal de educación y juventud, Víctor Castro.

Cada uno de los escolares, dos por centro, han leídos sus respectivos trabajos en los que han desgranado su punto de vista sobre distintos artículos de la Carta Magna. En el caso de los alumnos del colegio Angel Andrade sobre la dignidad de la persona y el respeto a la ley; Cervantes sobre el derecho a la vida y a la integridad física y moral; el colegio Jiménez Avendaño sobre la libertad ideológica, religiosa y de culto; Doctor Limón y Aspades-La Laguna, el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de la persona, así como el deber de conservarlo”.

Del derecho al honor al respeto al medio ambiente

Los alumnos de los colegios Tierno Galván y María Inmaculada sobre el artículo 17 sobre la libertad y la seguridad; Giner de los Rios sobre el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen; Gonzalo de Berceo, la utilización racional de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de la vida y defender y restaurar el medio ambiente; Juan Ramón Jiménez y San Juan Bosco, en la necesidad de garantizar la educación para el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.

La dignidad personal y el respeto al patrimonio

Además los escolares de Menéndez Pelayo y San José hablaron de la necesidad de que los poderes públicos garanticen la conservación y promoverán el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España; Ramón y Cajal y Santa Bárbara, de la dignidad de la persona, los derechos inviolables que le son inherentes, el libre desarrollo de la personalidad; Inmaculada Emp, de que nadie puede ser privado de su libertad salvo en los casos previstos en la ley.