Almodóvar del Campo

La directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, asistió a la presentación

La Junta reconoce el trabajo del Centro de Mayores de Almodóvar del Campo con la edición de un libro de memorias de 12 usuarios

La directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, resaltó el trabajo realizado “reflejo de la historia personal” con el que se persigue “dejar un testimonio de sus vidas tanto para ellos como para sus familiares, por lo que el equipo del Centro de Mayores de Almodóvar del Campo tuvo que viajar por las distintas etapas vividas de sus protagonistas”

La Comarca

04/12/2017

(Última actualización: 05/12/2017 09:24)

Imprimir

La directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, participó en la presentación de ‘El libro de mi memoria’, un proyecto que recoge la vida de doce usuarios del Centro de Mayores de Almodóvar del Campo que ha sido transcrito con su propio lenguaje.

Zúñiga resaltó el trabajo realizado “reflejo de la historia personal” de estos usuarios del centro con el que se persigue “dejar un testimonio de sus vidas, por lo que el equipo del Centro de Mayores de Almodóvar del Campo “ha tenido que viajar por las distintas etapas vividas por sus protagonistas”.

La directora provincial de Bienestar Social valoró este trabajo cuyo objetivo pasa por “reforzar en lo posible la memoria de todos y cada uno de los doce usuarios, evocar las sensaciones que experimentaron a lo largo de su camino y que éstas puedan ser compartidas con sus compañeros”.

Los responsables del proyecto explicaron que el libro se llevó a cabo sabiendo que “trabajábamos con mayores con un deterioro cognitivo de diferentes grados”, pero aun así “queríamos dejar un testimonio de sus vidas tanto para ellos como para sus familiares, por lo que nos pusimos a viajar por las distintas etapas vividas”.

Doce vidas, doce historias que contar

Para la realización de ‘El Libro de mi memoria’ se realizaron dos sesiones mensuales de octubre a mayo con cada usuario y se grabaron todas las actividades que se realizaron en este periodo de tiempo con la implicación de todo el personal del servicio de estancias diurnas del Centro de Mayores de Almodóvar del Campo.

Por último, indicar que tan sólo dos usuarias no pudieron terminar este proyecto, una de ellas Emilia, pues falleció, aunque su historia y sus vivencias han quedado reflejadas en el documento gracias a que su propia familia ayudó a que así fuera.