Región

Son más de 73 los municipios de la región afectados

De la Rosa pide una “reunión inmediata” con la consejera de Fomento y el delegado del Gobierno para buscar una solución al problema de Monbús

“Nos preocupa el servicio, las personas usuarias y los trabajadores"

La Comarca

15/11/2017

(Última actualización: 16/11/2017 13:23)

Imprimir

El secretario general de CCOO CLM, Paco de la Rosa, solicita mantener una “reunión inmediata” con la consejera de Fomento, Agustina García, y con el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, para “intentar buscar una solución” al problema con las líneas de autobús que gestiona la empresa Monbús.

“Nos preocupa el servicio, los municipios, las personas usuarias y los trabajadores, a quienes nadie les ha dicho qué va a ocurrir con ellos cuando las líneas y concesiones del Ministerio de Fomento, que podrán ser o no adjudicadas a la titularidad de la Junta, se queden de una manera o de otra”, ha señalado De la Rosa en una rueda de prensa en Toledo.

Son más de 73 los municipios de la región afectados, de las provincias de Albacete, Cuenca y Ciudad Real, y más de 30 trabajadores que “prestan un servicio esencial para la vertebración de nuestra comunidad autónoma, los cuales tienen una importante antigüedad y no saben cuál puede ser su futuro”.

“Nos preocupa la relación epistolar, a través de los medios de comunicación, que mantiene el Ministerio de Fomento con el Gobierno regional, nos preocupa que no se hayan sentado a decidir cómo se va a articular este servicio público esencial para muchos municipios y muchas personas”.

Asimismo, “nos preocupa no haber mantenido ninguna reunión con la consejera de Fomento a pesar de la urgencia de este asunto”, afirma el líder regional de CCOO.

“Nosotros aquí no estamos para mediar, somos parte y esa parte dice que la ciudadanía tiene que tener un servicio de calidad”, ha remarcado De la Rosa, quien añade que “la prestación del servicio ha tenido un deterioro importante, en lo que tendrán responsabilidad el Ministerio, la empresa y la Junta, pero no se trata de buscar culpables, sino soluciones, que esperamos lleguen más pronto que tarde”.

“No queremos pensar que a partir del próximo día 24, -ante la posibilidad de que el Ministerio deje sin efecto este servicio, como anunciaba ayer mismo la consejera-, pueda haber ciudadanos que se queden con su maleta en el apeadero sin que nadie les recoja o un trabajador tenga que ir a su casa sin tener un puesto de trabajo”.

Es un tema “muy urgente” para nosotros y mucho más para los trabajadores y las familias afectadas, ha dicho De la Rosa, que confía en que “al final alguien ponga sentido común y se siga prestando el servicio, lo que no tengo muy claro es si al final lo prestarán los mismos trabajadores y eso nos inquieta y mucho”.