Provincia

Nota de prensa municipal

Bolaños continúa siendo un paraíso fiscal tras aprobar una vez más una bajada del impuesto de bienes inmuebles durante el último Pleno

Una decisión, entre otras muchas tomadas por el Ayuntamiento de Bolaños durante el pleno extraordinario, celebrado a principios de noviembre, que se sigue llevando a cabo por el Equipo de Gobierno de Miguel Ángel Valverde también durante esta legislatura

La Comarca

08/11/2017

(Última actualización: 08/11/2017 22:36)

Imprimir

El Pleno extraordinario de noviembre, celebrado recientemente en Bolaños, aprobó una vez más la bajada del impuesto de bienes inmuebles (IBI) con los votos favorables del Equipo de Gobierno del Partido Popular en el municipio, y la abstención del Grupo Socialista.

En esta sesión plenaria se llevó la propuesta de alcaldía para aprobar y modificar las ordenanzas fiscales reguladoras del IBI y del resto de impuestos, precios públicos y tasas para el año 2018.

En el caso del impuesto de bienes inmuebles se propone nuevamente la bajada del tipo del IBI para todos los contribuyentes al 0.54% desde el 0.55%, muy por debajo del 0.67% en el que se encontraba en el año 2011.

Esta medida de reducir nuevamente el IBI desde el Equipo de Gobierno de Miguel Ángel Valverde en la localidad de Bolaños, está justificada teniendo en cuenta la mejor situación financiera alcanzada por el Consistorio como consecuencia de una gestión llevada a cabo estos últimos años, la cual ha permitido cumplir con todos los parámetros de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Financiera. Al tiempo, el Ayuntamiento de Bolaños ha ido disminuyendo claramente su porcentaje de endeudamiento, un 68.40% de deuda viva a fecha 31 de diciembre de 2016, y ha ido consiguiendo ahorros que están permitiendo la realización de las inversiones que Bolaños necesita.

Por otro lado, para llevar a pleno la propuesta de volver a bajar el IBI en Bolaños, se ha tenido en cuenta, además, la regularización catastral efectuada en 2015 por parte del Ministerio de Hacienda a través del Catastro, gracias a la que han aflorado más de 2.700 construcciones e inmuebles que, por distintas razones, no estaban declarados por los contribuyentes, y por tanto no estaban pagando ningún tipo de contribución urbana por esos valores catastrales no declarados.

Dicha circunstancia, a pesar de no haber incrementado el Ayuntamiento el tipo impositivo, y haberlo bajado y mantenido en el 0.55%, desde el 0,67% en el que se encontraba en 2011, después de sucesivas subidas aprobadas por el gobierno del PSOE, se ha traducido en una aumento de la recaudación en 2017 como consecuencia de una valor catastral total mayor en el conjunto del municipio. De esta rebaja se beneficiarán todos los contribuyentes. En el caso del IBI de rústica ya se encuentra en el mínimo legal aplicable, el 0,40%.

Otra de las propuestas llevadas a este pleno extraordinario de la Corporación de noviembre es la bajada del resto de impuestos, tasas y precios públicos, al no aplicar el IPC correspondiente de actualización.

Esto significa, que con la medida de no aplicar a ningún impuesto, tasa o precio público, el IPC (índice de precios al consumidor) correspondiente al mes de septiembre, el cual se encuentra en un 1.8%, el Ayuntamiento de Bolaños para el ejercicio 2018 vuelva a realizar una rebaja real, tanto en materia de impuestos y tasas municipales, como el IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles).

“Desgraciadamente esta no aplicación del IPC, no puede extenderse al caso de la tasa por el servicio de abastecimiento del agua, ya que el Ayuntamiento de Bolaños se ve obligado a cumplir la aplicación de la cláusula número II, apartado 1, correspondiente al contrato firmado con la empresa gestora del suministro de agua para 20 años por el que fuera alcalde presidente de la Corporación Municipal de la legislatura 2007-2011, Eduardo del Valle, y que supone una subida cada año de 1.5 puntos más el IPC de referencia en cada mes de marzo ( esto representa un 4.5% en este caso para 2018). Razón por la que en esta materia no podemos beneficiar a la ciudadanía como desearíamos, puesto que se trata de una subida ya comprometida por los socialistas por dos décadas, que lamentablemente tendrán que seguir soportando los bolañegos”, concluyó durante su intervención el alcalde de Bolaños, Miguel Ángel Valverde.

Estas medidas, aprobadas en el último pleno extraordinario y aplicadas en muchas de las tasas reguladoras de los distintos servicios públicos municipales, se suman a las rebajas fiscales en todos los impuestos municipales que ha venido realizando el Consistorio gobernado por el Partido Popular durante los cuatro años consecutivos desde la pasada legislatura, y que según expresa el primer edil, “continúa manteniéndolas en la legislatura vigente, respondiendo así a nuestro compromiso de mantener e incluso bajar los impuestos y las tasas municipales, a pesar de ser una promesa de la anterior legislatura, en un momento donde fue aún más difícil aplicarlas tras recibir una enorme deuda de más de 14 millones de euros del gobierno del PSOE y un déficit estructural contrastado”.

En cuanto a los tipos impositivos, se continúan manteniendo en las distintas tasas, así como en impuestos como el de Bienes Inmuebles Rústicos (IBI rústica), el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica, el Impuesto de Construcciones (ICIO), o el Impuesto de Plusvalías, un tributo que ha sido rebajado por el actual equipo de Gobierno del Partido Popular desde la pasada legislatura hasta casi el 50% menos de lo que había establecido el anterior gobierno socialista.