Región

Reunión con Cruz Roja C-LM

El vicepresidente segundo conoce los programas de acogida e integración de refugiados de Cruz Roja en Castilla-La Mancha

García Molina se interesa por los programas de pobreza energética y acogida de refugiados de la entidad en nuestra región

La Comarca

08/11/2017

(Última actualización: 08/11/2017 22:42)

Imprimir

El vicepresidente segundo del gobierno regional, José García Molina, se ha reunido con el presidente de Cruz Roja Castilla-La Mancha, Jesús Esteban Ortega, y su coordinador autonómico, Jesús Rodríguez Ángel, con el objeto de conocer la labor que lleva a cabo la entidad en Castilla-La Mancha.

García Molina se ha interesado por los programas que desarrolla la entidad en materia de pobreza energética, “uno de los pilares del Plan de Garantías Ciudadanas” en el que trabaja el Gobierno regional; y de acogida e integración de refugiados, de cara a la elaboración del estudio para la creación de un acuerdo estratégico por la paz y la convivencia en nuestra región.

En ese sentido, ha declarado el vicepresidente segundo, Cruz Roja tiene un trabajo ya hecho, y que sigue ampliando, con personas refugiadas, “y queríamos que nos explicaran su experiencia en dos ámbitos: en primer lugar, si han observado algún proceso de radicalización, o adoctrinamiento de ciertas personas que pudieran llegar a derivar en situaciones de terrorismo”; y en segundo lugar, “si en las poblaciones donde se acogen refugiados todavía se asocia refugiados con terrorismo”.

Una cuestión, ha aseverado García Molina, que hay que combatir y eliminar “con mucha pedagogía, mucha educación y mucha información”. Con Cruz Roja, ha dicho después, “hemos hablado de encontrar fórmulas para que este tipo de identificaciones no se den, y de cómo podemos desde el Gobierno regional ayudar o implementar medidas, que ayuden a que no se estigmaticen a personas que ya de por sí tienen una situación muy complicada”.

Desde Cruz Roja han agradecido el interés del vicepresidente segundo y se han sumado al llamamiento de solidaridad a la población castellano-manchega. Su presidente, Jesús Esteban, ha informado que actualmente son 170 los refugiados ubicados en las provincias de Toledo y Ciudad Real y que antes de que finalice el año se sumarán a este programa las provincias de Cuenca y Guadalajara, mientras que Albacete lo hará en 2018.