Opinión

Artículo de Opinión de Ángel León Muñoz, secretario general de CCOO Industria-CLM

Silicio Ferrosolar: recuperando lo perdido en el plano industrial

Ángel León Muñoz

08/11/2017

(Última actualización: 08/11/2017 22:40)

Imprimir

El pasado martes se presentó en la ciudad de Puertollano el nuevo proyecto industrial que se va implantar en las antiguas instalaciones de la empresa Silicio Solar.

Este proyecto comenzó allá por mayo de 2016, con la autorización del juzgado mercantil de la adquisición de los terrenos que ocupaba la planta de Silicio Solar por parte de la empresa Ferrosolar (antigua Aurinka).

Para nosotros, como sindicato, es una magnífica noticia. La recuperación de estas instalaciones para la implantación de un proyecto industrial como este, de fabricación de ‘silicio calidad solar’, supone la recuperación de puestos de trabajo perdidos y tiene una carga simbólica importante. Simbólica por enclavarse en las instalaciones, ahora vacías de actividad, de la antigua Silicio Solar; e importante porque generará empleo en una comarca azotada por la desindustrialización.

La base del proyecto es obtener un silicio de más calidad y más eficiente, energética y medioambientalmente. Además, lleva aparejado una instalación de innovación e investigación de los productos de la empresa también en la provincia de Ciudad Real.

Según declaraciones de la compañía, en la primera fase de la producción de metal silicio se crearán 150 empleos directos y otros tantos indirectos, pudiendo en la fase siguiente llegar a la creación de hasta 500 puestos de trabajo.

Para nosotros sindicalmente estos son los proyectos que necesita esta región, porque unen la recuperación de actividad industrial, de empleos y de instalaciones que cayeron durante la crisis, con altos niveles de I+D+i. Estos proyectos suelen estar ligados a empleos decentes, y nosotros como sindicato los exigimos día a día. Estos son los empleos que necesitamos en CLM para luchar contra la pobreza que tanto nos ha castigado.

Siempre hemos defendido que, aunque haya ayudas públicas, el grueso de la financiación debe ser privada; ningún modelo de política industrial puede estar sustentado solo por ayudas públicas; ningún proyecto industrial puede ser creíble ni sostenible si las empresas no arriesgan su capital. En el caso de Ferrosolar, la empresa invertirá en Puertollano alrededor de 70 millones de euros.

Puertollano ha sido una de las ciudades de nuestra región que más ha sufrido la desindustrialización. Proyectos como Silicio Solar, Solaria, o Elcogas, que tenían un alto nivel de tecnología y de empleo en el sector de las energías renovables, se vinieron abajo.

El sector de las energías renovables es fundamental para el cumplimiento de los compromisos asumidos en la Cumbre del Clima: limitar el aumento de la temperatura media mundial y avanzar rápidamente hacia un modelo de desarrollo bajo en emisiones. Para conseguirlo, la UE se ha marcado como objetivos para 2020 mejorar un 20% la eficiencia energética y que en ese año al menos el 20% de la energía que consuma sea limpia y renovable. Con ese horizonte, el proyecto de Ferrosolar en Puertollano es una importante aportación.

Sin duda alguna, Puertollano se merece que se promuevan proyectos industriales porque su ciudadanía siempre ha defendido con su trabajo diario y con la movilización social a la industria en su municipio. Y espero que este proyecto empresarial venga para quedarse y se consolide en el presente, para un mejor futuro.