Puertollano

En las antiguas instalaciones de Elcogas

Medio Ambiente concede la autorización a Ence para su proyecto en Puertollano

Consistente en una planta de producción de energía eléctrica de 50 megavatios a partir de biomasa

La Comarca

07/11/2017

(Última actualización: 07/11/2017 23:09)

Imprimir

La Viceconsejería de Medio Ambiente del Gobierno de Castilla-La Mancha ha concedido la autorización ambiental a Ence para la a construcción de una planta de producción de energía eléctrica de 50 megavatios a partir de biomasa agroforestal en Puertollano. Este proyecto se desarrollará en las antiguas instalaciones de Elcogas.

Las nuevas instalaciones de Ence ocuparán una superficie aproximada de 25.300 metros cuadradros, sin contar con las instalaciones auxiliares existentes de Elcogas que se modificarán o aprovecharán para la nueva planta. Ence se ubicará en una zona libre anteriormente ocupada por un área de almacenamiento de carbón.

Modo de producción de energía

La planta de generación eléctrica a partir de biomasa estará alimentada desde unos fosos de recepción. A continuación, la biomasa se procesará hasta cumplir con unas características que sean aceptables por la caldera, se almacenará en unos silos cerrados de alimentación y mediantes cintas transportadoras cubiertas se dosificará a la caldera.

En la caldera se produce la combustión de la biomasa generando unos gases calientes que ceden su energía térmica a un circuito de agua para producir vapor sobrecalentado a alta presión y temperatura. Estos gases calientes se enviarán a la turbina de vapor de condensación de 50 megavatios, donde la energía mecánica producida por el turbinado del vapor se convertirá, con ayuda del generador (alternador), en energía eléctrica a una tensión de 15,75 kilovatios.

Mediante un transformador elevador se pasa de la tensión de generación (15,75 kV) a la tensión de transporte (220 kV). La energía generada se exporta a la red a través de una nueva subestación nudo y salida a la subestación existente ubicada en la propia planta de Elcogás, subestación de Red Eléctrica Española (REE).

Una vez cedida su energía, el vapor de baja presión proveniente de la turbina se condensará en un condensador de superficie que se refrigera a través del sistema de agua de circulación. En el sistema de agua de circulación se evacua el calor precedente de la condensación de vapor del ciclo en el condensador formado por dos bombas de circulación y una torre de refrigeración húmeda de tiro forzado, formada por varias celdas, con su balsa de torre correspondiente. La torre de refrigeración de ENCE de nueva construcción, será de planta rectangular aproximadamente de 42 x 15 metros cuadrados y una altura de 15 m, siendo el caudal circulante estimado de 5.747 metros cúbicos.

El condensado se bombeará desde el condensador como agua de alimentación a la caldera, previo paso por los precalentadores y el desgasificador y así cerrar el ciclo. Los gases calientes generados en la caldera, una vez cedido su calor, serán depurados para luego ser impulsados hacia la nueva chimenea de la planta que los expulsará al exterior.

Combustibles

El combustible principal será biomasa agrícola y forestal (principalmente de cultivos de viñedo, olivar y cereal; así como de bosques de pinos); además de biomasa sólida procedente de actividades agrícola-industriales, como el orujillo. Se prevé un consumo máximo de 360.000 tn/año. Como combustible auxiliar, para arranques de la caldera se utilizará gasoil, previéndose un consumo anual aproximado de 45.000 l/año (se estima un consumo de 11.250 l por arranque y unos cuatro arranques al año).

En relación a la electricidad consumida, se estima un consumo de energía eléctrica de aproximadamente un 10% sobre la generada, para el funcionamiento de los equipos auxiliares y sistemas propios de la planta, exceptuando los equipos de tratamiento y almacenamiento de biomasa para los que se estima un consumo de 4,4 kWh/t.