Almodóvar del Campo

Aprobadas en sesión plenaria con el voto favorable del grupo municipal popular

Las ordenanzas fiscales para 2018 en Almodóvar contemplan congelaciones, bonificaciones y la bajada del IVTM

El alcalde recuerda que el Ayuntamiento no repercutirá el 1,6% que este año crece el IPC en unas tasas e impuestos aprobados únicamente con los votos favorables del grupo popular

La Comarca

06/11/2017

(Última actualización: 06/11/2017 22:15)

Imprimir

Un año más, los vecinos del municipio de Almodóvar del Campo se verán beneficiados de congelaciones y rebajas en los impuestos y tasas para el próximo año. Así se recoge en las ordenanzas fiscales que regirán en 2018, ya aprobadas en sesión plenaria por la Corporación municipal con los votos favorables del grupo municipal popular.

La medida, como explica el alcalde José Lozano, “sigue la senda que nos marcamos cuando llegamos a este Ayuntamiento y, una vez que saneamos las cuentas, nuestros ciudadanos pueden mantener más dinero en su haber si se tiene en cuenta que tampoco este año les vamos a repercutir el crecimiento del 1,6% del IPC [Índice de Precios al Consumo] e incluso en un caso se baja más”.

Es el caso del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), prosigue el progresivo recorte de su carga impositiva y que este año va a ser de un dos por ciento de media. Dependiendo del modelo y de la cilindrada, la bajada oscilará entre el 1,8% y el 2,2%.

El resto, IBI, ICIO o recogida de basuras, ve congeladas sus respectivos porcentajes y volverán a regir los aplicados este año. Estos impuestos y tasas, no obstante, tendrán destacadas bonificaciones sociales para aquellas familias y vecinos que reúnan una serie de requisitos, en especial que su economía no llegue a un mínimo de ingresos.

En el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), conocido popularmente como la ‘contribución urbana’, la bonificación contemplada será del 100% de la cuota íntegra del impuesto para familias cuyos ingresos no superen el salario mínimo interprofesional y el valor catastral de la vivienda tampoco supere los 30.000 euros.

El ICIO, Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, que se mantiene en un 2,5 porcentual, es también descontable totalmente para aquellas actuaciones que tiendan a la eliminación de barreras arquitectónicas, garantizando con ello una accesibilidad plena que beneficie a personas con una discapacidad superior al 33%. La misma medida regirá en la construcción de viviendas de protección oficial (VPO) y para las que incorporen sistemas de aprovechamiento térmico o eléctrico renovable, siempre que con ello cubran la mitad de la energía requerida.

La bonificación será del 95% para cualesquiera edificaciones u obras que sean declaradas de especial interés o de utilidad municipal, por concurrir circunstancias culturales, históricas o de fomento del empleo que así lo justifiquen. Y se contempla una específica del 25% para aquellas otras que supongan la construcción de primera vivienda, algo que es de especial interés para los jóvenes.

La tasa por recogida de basuras se mantiene en 50 euros que, en el caso de viviendas que no constituyan la vivienda habitual, será 25 €. Y también en este caso hay bonificaciones para desempleados y familias cuyos ingresos no superen el salario mínimo interprofesional, así como para familias numerosas, jubilados y personas con discapacidad con ese mismo límite de ingresos.

La tasa de agua y alcantarillado, se mantiene igual que este año, indicando que su importe se debe al precio que el Ayuntamiento de Almodóvar del Campo tiene que pagar al de Puertollano en concepto de compra de agua potable. Cabe destacar que también hay bonificaciones del 100% de la cuota de servicio, tanto para familias numerosas como personas con discapacidad, siempre que sus ingresos no superen el salario mínimo interprofesional así como para aquellas cuyos integrantes estén todos desempleados.

José Lozano indica que los grupos de la oposición votaron en contra “sin más” de los precios de estas ordenanzas fiscales 2018, es decir, “sin plantear alguna alternativa que pudiéramos haber estudiado o considerado”. Por eso pide “no hacer demagogias” e insta a hacer un simple cálculo de ingresos y de gastos.

En particular, el alcalde se refiere a la postura del grupo socialista en torno a la tasa por recogida de basuras, que se viene mantenido en 50 euros desde 2016. “El grupo socialista simplemente dicen que es muy alta, pero hay que recordarles también públicamente que lo que se recauda a los vecinos por este concepto son 196.000 euros y lo que le cuesta a este Ayuntamiento pagar al Consorcio RSU por su servicio asciende a 240.000 euros”, apunta el regidor.

“Hay que tener en cuenta que si podemos rebajar o congelar impuestos y tasas y paralelamente mantener los servicios que ofrecemos a los ciudadanos, es porque tenemos las cuentas saneadas; pagamos facturas y no gastamos más de lo que necesitamos, como así se va a recoger un año más en los próximos Presupuestos que ya estamos elaborando”. Lozano enfatiza al respecto que la premisa de su gestión es “no subir impuestos a los ciudadanos y por eso los gastos los podemos adecuar a los ingresos”.

En lo que va de mandato, el IBI ha bajado un 12% y tanto ICIO como IVTM lo han hecho un 4%. “Nunca en este Ayuntamiento se habían bajado los principales impuestos y en estas dos legislaturas, desde 2014, hemos demostrado que era posible y bastante, simplemente haciendo un esfuerzo que repercute en todos los ciudadanos”, recuerda el alcalde. Otras tasas, como Piscina e instalaciones polideportivas, también se mantienen en los mismos términos que el año que ahora concluye.