Manzanares

Cayó 2-4 contra el Osasuna Magna

El Manzanares FS pone en apuros a todo un Primera

Manzanares FS: Dani Juárez, Charly, Chino, Kiki y Chin. También jugaron: Pepote, Juni, Otero, Hurta y Kiki II.

CA Osasuna Magna: Edu, Araça, Martel, Dani Saldise y Bynho. También jugaron: Víctor, Rafa Usín, Martil, Llamas, Alvarito y Iribarren.

Goles: 0-1 Araça (1); 1-1 Kiki II (7); 1-2 Rafa Usín (9); 2-2 Hurta (14); 2-3 Bynho (23); y 2-4 Alvarito (25).

Árbitros: Rodrigo Miguel y Romero Candela. Mostraron tarjeta amarilla a Kiki y Martel. Kiki II fue expulsado por doble amarilla a falta de tres minutos para el final.

Incidencias: Cerca de 600 espectadores en el Pabellón Municipal de Manzanares. Partido correspondiente a los 1/16 de final de la Copa del Rey. Asistieron al partido el presidente de la Federación de Fútbol de Castilla-La Mancha, Antonio Escribano, y el alcalde de Manzanares, Julián Nieva.

La Comarca

12/10/2017

(Última actualización: 15/10/2017 09:09)

Imprimir

El CA Osasuna Magna, tercer clasificado en Primera División, invicto en lo que va de temporada y vigente subcampeón de la Copa del Rey, tuvo que emplearse a fondo para doblegar a un Manzanares FS Quesos El Hidalgo que brindó a su afición uno de los mejores partidos en lo que va de curso. Los navarros tiraron de calidad, pizarra y banquillo y superaron en la segunda mitad a un conjunto manchego que ya piensa en la cita liguera del próximo fin de semana.

No empezaron bien las cosas para los hombres de Carlos Sánchez. Apenas había transcurrido un minuto de partido cuando el brasileño Araça subió al electrónico el 0-1. El Manzanares no le perdió la cara en ningún momento al partido y fruto de la insistencia en ataque llegó el empate por mediación de Kiki II. Poco le duró la alegría a los locales. La pizarra de Imanol Arregui salió a relucir dos minutos después para mayor gloria del internacional español Rafa Usín, que anotó el 1-2 de volea a saque de banda poco antes del ecuador del primer acto.

La presión de los irurtzundarras dificultaba la salida del balón del equipo azulón, que aprovechó un error para volver a igualar la contienda en el 14. Hurta robó la pelota en el centro del campo, le cedió el esférico a Chino y éste se lo devolvió con precisión para que anotará a placer el 2-2 con el que los dos equipos enfilaron el túnel de vestuarios. Unos primeros minutos de gran fútbol sala y guante blanco, que solo emborronaron los colegiados al mostrar dos tarjetas amarrillas que fueron muy protestadas por Carlos Sánchez y que en la segunda mitad tendrían su incidencia en el partido.

Tras el descanso, Osasuna Magna regresó a la pista decidido a finiquitar el partido cuanto antes y puso los mimbres para ello. En apenas cinco minutos, los navarros anotaron dos goles: el primer de Bynho, con voltereta de celebración incluida; y el segundo, el 2-4, obra de Alvarito al aprovechar una indecisión de la defensa local. Pero el Manzanares nunca se rinde y mucho menos en la ‘bombonera’, con el aliento incansable de su público. Otero dispuso de dos grandes ocasiones para recortar distancias, pero Edu y la defensa visitante las desbarataron, y Juni levantó a los aficionados de sus asientos con dos arrancadas de velocidad y técnica marca de la casa.

A falta de 3,47 para el final, Carlos Sánchez se la jugó a todo o nada con Kiki de cinco. Sin embargo, una desafortunada jugada lastró cualquier atisbo de remontada. Tras una pérdida de posesión del Manzanares, Edu sacó en largo hacia Araça y Kiki II, al intentar despejar el balón, golpeó al brasileño en el cuello y vio la segunda tarjeta amarilla. Osasuna Magna, en superioridad, optó por controlar el balón y dejar que corrieran los segundos y cuando los manchegos recuperaron el quinto jugador, ya fue demasiado tarde. Con 2-4 y una cerrada ovación para los dos equipos finalizó la aventura del Manzanares FS Quesos El Hidalgo en la Copa del Rey.

Imanol Arregui, técnico de CA Osasuna Magna: “Ha sido un partido duro. En la primera mitad nos ha costado cogerle el rollo a la pista, porque el balón no corre mucho, y también a su defensa. En la segunda parte hemos salido más intensos y enchufados, nos hemos ido de dos goles y ya hemos jugado un poco más tranquilos. El Manzanares es un equipo muy bien ordenado y aguerrido y nos ha complicado las cosas”.

Carlos Sánchez, técnico del Manzanares FS: “El cuarto gol nos ha hecho mucho daño, porque ha venido de un desajuste defensivo, de un córner que no hemos sabido defender, pero el equipo ha reaccionado y ha estado cerca del tercero. Se ha demostrado que si competimos desde el primer minuto, se puede. Hemos vuelto a recuperar sensaciones positivas.