Puertollano

Es uno de los pilotos más prestigiosos del circuito

Puertollano: Antonio Valero compite en la Fenek Rally (noticia actualizada)

Se trata de una prueba que se desarrolla al 100% en dunas, con lo cual el nivel de dificultad es bastante elevado

La Comarca

11/10/2017

(Última actualización: 13/10/2017 17:04)

Imprimir

El piloto de Puertollano afincado en Argamasilla de Calatrava, Antonio Valero, compite en la Fenek Rally, una competición deportiva con vehículos a motor en la que en años anteriores sólo han participado coches por la dureza extrema de la misma. Consta de cinco etapas, de las cuales cuatro son de pura navegación y una cronometrada. Se trata de un rally que se desarrolla al 100% en dunas, con lo cual el nivel de dificultad es bastante elevado.

El pasado lunes comenzó la primera etapa. Fueron unos 120 kilómetros de dunas, saliendo de Douz, atravesando Chott el Gatáya, siguiendo dirección a Ksar Guilane, girando hacia El Mida, atravesando los cinco cordones de dunas de Bab er Rcifa y finalmente llegando a Gour el Mida, tomando dirección a Zmela, donde concluyó.

Valero afirmaba que las dunas "estaban muy blandas a pesar de salir a las 6 y media de la mañana". El piloto de Puertollano no encontró problemas de navegación pero algunos de los puntos de paso entrañaban gran dificultad. Ya terminada la etapa, la arena de las últimas dunas era más dura, lo que permitió una conducción más cómoda.

El puertollanense acabó primero, practicando una navegación impecable, puesto sumamente meritorio teniendo en cuenta que en el sorteo de salida le tocó salir el último. Los demás participantes fueron llegando a más de 40 minutos de diferencia con respecto a él.

El pasado martes se disputaba la segunda etapa, El Kamour, de aproximadamente 110 kilómetros sin contar puntos de paso voluntarios. Más de la mitad de la etapa transcurrió por encima de la Gran Muralla, volviendo por la hamada de Thèmeïde Aïssa en dirección al pozo Aïn Sobat, para llegar a Zmela.

En esta etapa Valero salió con ganas y esperando que las dunas no fueran tan mortales como las del día anterior, pero con la idea de ir parejo a un compañero que tuvo problemas en su moto, lo que evitó que pudiesen mantener un ritmo más alegre. Pero como el puertollanense afirma, “estamos para ayudarnos, en mitad de las dunas no hay nadie, estamos solos”. Además, ambos tuvieron que asistir, además, a un piloto tunecino que se había quedado sin agua y sin gasolina. Aun así, Valero hace un balance muy positivo de lo que lleva de rally.

El pasado miércoles llegaba el ecuador de la carrera con una etapa reina, Gour El Kleb, muy técnica y este jueves se corre la cronometrada.