Región

Todas las provincias registran subidas de precio durante el invierno excepto en Toledo, al igual que en las capitales

El precio de la vivienda en alquiler sube un 0,5% en Castilla La Mancha en el tercer trimestre

Según un estudio de Idealista.com, en España el metro cuadrado cuesta ya 9,4 euros al mes

La Comarca

10/10/2017

(Última actualización: 10/10/2017 20:58)

Imprimir

El precio de la vivienda en alquiler experimentó en Castilla La Mancha una subida del 0,5% durante el tercer trimestre del año hasta situarse en 4,6 euros/m2, según el último informe de precios de Idealista.com. En tasa interanual, la subida ha sido del 2,6%.

Las provincias castellano manchegas

Todas las provincias han visto cómo el precio de sus alquileres subía en el ter cuarto del año, con la excepción de Toledo, donde se han reducido un 0,3%. La mayor subida de precio se ha registrado en Ciudad Real, con una apreciación del 1,4%. A continuación se sitúa Albacete, donde los propietarios piden un 1,1% más por sus viviendas que hace un trimestre, Guadalajara y Cuenca (0,4% en ambos casos).

Guadalajara marca los precios más elevados, con 5,1 euros/m2 al mes, seguida por Albacete (4,9 euros/m2), Toledo (4,6 euros/m2), Cuenca (4,5 euros/m2) y Ciudad Real (4,4 euros/m2), que es la más económica.

Capitales de provincia

Al igual que ha sucedido con las provincias, solo la ciudad de Toledo tiene precios más bajos que hace tres meses (-2,2%). La mayor subida, en cambio, se ha registrado en Guadalajara (6%), seguida a distancia por los crecimientos de Cuenca (0,8%), Ciudad Real (0,5%) y Albacete (0,4%).

Guadalajara es la capital más cara de la comunidad, con 5,9 euros/m2, seguida por Toledo (5,8 euros/m2), Albacete (5,2 euros/m2), Cuenca (4,9 euros/m2) y Ciudad Real con 4,8 euros/m2.

Moderación en las subidas

El precio de la vivienda en alquiler se ha incrementado en España un 0,5% durante el tercer trimestre de 2017, hasta dejar el metro cuadrado en 9,4 euros al mes. En tasa interanual la subida alcanza el 24%.

El precio aumenta en 11 comunidades autónomas durante los últimos 3 meses y se reduce en 6. La mayor subida es la vivida por Canarias (3,8%) y la mayor caída la de Baleares (-5,9%).

Después de la caída experimentada durante el trimestre anterior, Barcelona ha recuperado ligeramente las subidas. Un ascenso durante el verano del 2,7% deja el precio mensual de cada metro cuadrado en 18,3 euros y vuelve a marcar un máximo histórico. En tasa interanual la ciudad condal ha tenido un incremento de un solo dígito (5,4%).

Madrid también termina el tercer cuarto del año con una nueva subida trimestral en el precio del alquiler de vivienda del 4,6%, lo que sitúa el precio del metro cuadrado en la capital en 15,3 euros (un 10,7% más que hace un año) y registra de nuevo un máximo.

El precio medio del alquiler creció un 6,1% en Valencia capital durante el tercer trimestre. Esta subida ha dejado el precio del metro cuadrado en 8,2 euros.

Del resto de capitales, tras la capital levantina, destaca la subida de Guadalajara, donde los propietarios han aumentado un 6% el precio de sus inmuebles en alquiler. En Sevilla el incremento ha sido del 5,8%. Importante también ha sido la subida en Santa Cruz de Tenerife, donde los precios se sitúan un 5,7% por encima de lo que estaban hace tres meses. Badajoz, en cambio, marca la mayor caída de entre las 12 capitales que han reducido sus precios esta primavera (-6,2%). Le siguen las caídas de Salamanca (-4,1%), Palma y Murcia (-3,3% en ambos casos).

Barcelona es la capital española con los alquileres más caros (18,3 euros/m2), seguida de Madrid (15,3 euros/m2) y San Sebastián (13,4 euros/m2). En cuarto lugar se sitúa Palma con un precio de 12,3 euros por cada metro cuadrado. En la parte opuesta de la tabla encontramos Ávila y Zamora, las capitales más económicas, con un precio de 4,5 euros/m2 en ambos casos. A continuación se sitúa Lugo con 4,6 euros/m2.

Para Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista, “el final del verano trae consigo algo de moderación en la evolución de los precios de los alquileres. Las subidas de dos dígitos que se experimentaron en la primera mitad del año desaparecen en este trimestre y se marcan aún más las diferencias entre unos mercados y otros. Las dos velocidades se hacen más patentes incluso dentro de las propias ciudades. En Madrid, por ejemplo, alquilar una casa dentro de la M30 es, de media, un 47% más caro que hacerlo fuera, donde todavía es relativamente sencillo encontrar alquileres económicos.

En idealista lejos de ver la situación preocupante ni pensar en burbuja, creemos que el alquiler se revela alcista pero flexible, con un techo que lo marca el propio mercado. La demanda no puede alcanzar cualquier precio y aquellos propietarios que superan ese límite no tienen más remedio que rebajar sus expectativas para poder encontrar un inquilino. La demanda sigue siendo muy fuerte y todavía más elevada que el parque de viviendas disponible”.