Región

Acredita la excelencia internacional de los estudios de ingeniería

El Grado en Ingeniería Civil y Territorial obtiene el sello de calidad EUR-ACE

El rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado Yurrita, subrayó que “nuestros alumnos, cada vez más comprometidos con la sociedad, nos demandan una formación de calidad en conocimientos y habilidades que les permita seguir aprendiendo a lo largo de su vida profesional y les prepare para su futuro, y este reconocimiento nos pone de manifestó que estamos en el camino correcto”

La Comarca

07/10/2017

(Última actualización: 10/10/2017 11:03)

Imprimir

El Grado en Ingeniería Civil y Territorial, impartido por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros (ETSI) de Caminos y Puertos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), ha recibido el sello de calidad EUR-ACE otorgado por la European Network for Accreditation of Engineering Education (ENAEE) para el periodo 2015-2017.

Este sello acredita internacionalmente que dicho grado cumple con las exigencias profesionales en el ámbito de la ingeniería, habiendo sido evaluado a través de una serie de estándares definidos de acuerdo con los principios de calidad, relevancia, transparencia, reconocimiento y movilidad.

En este sentido, el rector de la Universidad regional, Miguel Ángel Collado Yurrita, subrayó que “nuestros alumnos, cada vez más comprometidos con la sociedad, nos demandan una formación de calidad en conocimientos y habilidades que les permita seguir aprendiendo a lo largo de su vida profesional y les prepare para su futuro, y este reconocimiento nos pone de manifestó que estamos en el camino correcto”.

Otorgado por la ENAEE, a través de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), el acto de entrega del galardón se celebró en el transcurso de la “Jornada sobre el Sello EUR-ACE: reflexiones y nuevos retos”, que contó con la asistencia del rector, de la vicerrectora de Docencia, Mabel López Solera; y de la directora de la ETSI de Caminos, Canales y Puertos, Ana Rivas Sanz; además de representantes de las agencias, de las universidades y de los empleadores.

Los asistentes al encuentro pusieron de relieve la importancia y la necesidad de la ingeniería de acreditarse con los estándares de calidad europeos en un mundo cada vez más globalizado y con una economía que traspasa fronteras. Los ingenieros europeos han de ser capaces, manifestaron, de llevar a la práctica sus conocimientos técnicos resolviendo problemas con alto impacto en la sociedad, y deben ser formados en competencias transversales que les permitan trabajar en equipo en cualquier ámbito de la ingeniería y en cualquier parte del mundo, tal y como demanda el mercado laboral.