Nacional

No precisa ni exposición de la paciente a los rayos X ni inyección intravenosa

Los exámenes ginecológicos virtuales en 3D desplazan las técnicas tradicionales, menos eficaces y con más riesgo

La calidad en la atención de las pacientes mejora exponencialmente, ya que los exámenes son indoloros, no necesitan ni anestesia ni sedación y mejoran la exploración y el análisis de las cavidades y canales de diferentes órganos reproductivos femeninos

La endoscopia virtual permite evaluar las cavidades corporales que no están accesibles en un examen endoscópico directo, como es el caso de la observación de embriones recién implantados en el útero y la búsqueda de óvulos dentro de los folículos de ovarios bajo estimulación hormonal

La Comarca

13/09/2017

(Última actualización: 13/09/2017 19:53)

Imprimir

Los exámenes ginecológicos virtuales en 3D están desplazando la utilización de otras técnicas tradicionales como los rayos X y la inyección intravenosa de medios de contraste, que no sólo son menos eficaces sino que además suponen un riego para las pacientes.

A lo largo de 2017 el equipo de investigadores liderado por Jan Tesarik ha dado a conocer nuevos avances derivados del uso de la realidad virtual en la exploración ginecológica –endoscopia virtual- y su potencial de futuro, reunidos ahora en un artículo publicado esta semana en la revista estadounidense Journal of Gynecology and Women’s Health, donde resume el progreso de las técnicas diagnósticas ginecológicas avanzadas, realizadas en un espacio virtual.

Según Tesarik, desde hace años se publican artículos científicos que alertan sobre el deterioro de la calidad de los espermatozoides. Sin embargo, esta conclusión necesitaría un estudio realizado en un periodo de tiempo suficientemente largo, sobre hombres de la misma edad, elegidos aleatoriamente y no condicionados por factores externos (como por ejemplo problemas de fertilidad) y utilizando los mismos métodos de análisis

Estas técnicas, desarrolladas por el equipo formado por el doctor Tesarik y la doctora Raquel Mendoza-Tesarik, de la Clínica MARGen, y el doctor Nicolás Mendoza, de la Universidad de Granada, ofrecen imágenes en 3D de las cavidades y canales de diferentes órganos reproductivos femeninos, sin necesidad de penetrar físicamente en su interior, creadas a partir de una reconstrucción computarizada de grabaciones ecográficas realizadas desde el exterior.

Una técnica inocua que mejora la calidad de la atención a la paciente

Una de las diferencias claves de estas nuevas técnicas respecto a las conocidas anteriormente es que no se precisan ni la exposición de la paciente a los rayos X ni la inyección intravenosa de sustancias conocidas como medios de contraste, eliminando cualquier potencial riesgo tanto para la integridad del ADN de los óvulos como las eventuales reacciones adversas de las pacientes a la inyección intravenosa de los medios de contraste. Además, las nuevas técnicas generan imágenes de máxima precisión de las cavidades corporales, sin necesidad de introducir instrumentos dentro del cuerpo de la paciente.

"La calidad en la atención de las pacientes mejora exponencialmente –explica Jan Tesarik-, ya que los exámenes son indoloros y no necesitan ni anestesia ni sedación y mejoran la exploración y el análisis de las cavidades y canales de diferentes órganos reproductivos femeninos. Un técnica cuyo ámbito de aplicación aumenta día a día"

En el artículo de Journal of Gynecology and Women’s Health, el director de la Clínica MARGen de Granada, resume la aportación actual de la endoscopia virtual y su potencial en el diagnóstico ginecológico del futuro. “Hemos empezado a sustituir –explica- la histeroscopia convencional con la histeroscopia virtual, un examen que no necesita anestesia ni sedación y se puede realizar en tan solo 5-10 minutos. Por su parte, la histerosalpingografía convencional, un examen utilizado para evaluar la permeabilidad de las trompas (conductos que comunican los ovarios con la cavidad uterina) se puede también sustituir con un examen ecográfico, llamado histerosalpingoscopia virtual. La posibilidad de sustituir la cistoscopia convencional (examen de la cavidad de vejiga urinaria) con una cistoscopia virtual está actualmente en curso de evaluación"

Todas estas técnicas representan una alternativa a las técnicas endoscópicas directas, que necesitan la introducción de instrumentos dentro de las cavidades examinadas. Sin embargo, las posibilidades de la endoscopia virtual sobrepasan este cuadro. De hecho, endoscopia virtual se puede utilizar para evaluar las cavidades corporales que no están accesibles en un examen endoscópico directo. Es el caso de la observación de embriones recién implantados en el útero y de la búsqueda de óvulos dentro de los folículos de ovarios bajo estimulación hormonal. La primera de las dos técnicas, llamada embrioscopia virtual, acaba de ser publicada, y la segunda está actualmente en un estadio de ensayos clínico.

"Las nuevas técnicas que estamos introduciendo en el diagnóstico ginecológico –explica el doctor Tesarik- ofrecen múltiples ventajas respecto los métodos tradicionales. En el caso de la endoscopia, las técnica virtuales son mucho menos molestas para las pacientes y no comportan riesgos asociados con la utilización de rayos X en una región tan sensible como la de la pelvis donde residen óvulos, portadores del ADN transmitido a las futuras generaciones. Además, las imágenes generadas por estas técnicas son extraordinariamente precisas y flexibles, permitiendo la visualización de estructuras patológicas en diferentes perspectivas y desde puntos de observación libremente elegibles por el observador, lo que no es el caso de las técnicas endoscópicas convencionales. La posibilidad de entrar virtualmente en cavidades y canales no accesibles a una endoscopia directa representan un otro avance importante".

Es evidente que la evaluación definitiva de estas nuevas técnicas en el contexto de diferentes patologías ginecológicas necesitará más experiencia y, sobre todo más casos evaluados. Sin embargo, concluye Tesarik “está claro que sus resultados son, como mínimo, equivalentes a las técnicas convencionales, y todo parece indicar que los exámenes virtuales seguirán ganando posiciones en el diagnóstico ginecológico, por su condición de ‘patient-friendly’, es decir por ser rápidas, inocuas y cómodas".